31 de marzo de 2020
 
Publicado 24/03/2020 20:54:10CET

La oposición convoca un 'día de la ira' para exigir la dimisión de la presidenta de la comisión electoral de Malaui

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los dos principales partidos opositores de Malaui han convocado un 'día de la ira' el viernes para exigir la dimisión de la presidenta de la comisión electoral, Jane Ansah, en medio de las medidas impuestas por el Gobierno contra la pandemia de coronavirus.

El portavoz del Movimiento Unido de Transformación (UTM), Joseph Chidanti Malunga, ha reclamado a la población que el viernes no vaya a trabajar, dado que "no se pueden celebrar manifestaciones" a causa del virus.

"Pedimos a nuestros seguidores que no vayan a trabajar el viernes. Durante un día debemos recordar a (el presidente, Peter) Mutharika y a Ansah que estamos cansados", ha manifestado.

"Ellos no tienen el poder. El poder lo tiene la población de Malaui y la población de Malaui quiere una comisión electoral en la que pueda confiar", ha manifestado, según ha informado el diario 'Nyasa Times'.

Por su parte, Ezekiel Chingoma, uno de los portavoces del Partido del Congreso de Malaui (MCP), ha abogado por "permanecer en las trincheras y seguir luchando para forzar" la dimisión de la comisión electoral.

Ansah se ha negado hasta ahora a presentar su dimisión, en medio de las denuncias contra su gestión tras la anulación de las presidenciales celebradas en 2019 por irregularidades.

La propia presidenta de la comisión electoral anunció el lunes que la repetición electoral tendrá lugar el 2 de julio y no el 19 de mayo, fecha que había sido aprobada por el Parlamento.

"Me satisface anunciar que la comisión ha realizado su trabajo de campo y está preparada para celebrar estas elecciones el 2 de julio. Tengan en cuenta que ese día es el número 149 desde el 3 de febrero", ha dijo.

Ansah hizo referencia así a los 150 días de plazo dados por el Tribunal Constitucional en su fallo del 3 de febrero anulando las elecciones, en las que Mutharika había obtenido la reelección.

Mutharika rechazó la semana pasada firmar la ley aprobada en el Parlamento para celebrar la votación el 19 de mayo, a la espera de un fallo definitivo del Supremo sobre su demanda para revocar el veredicto sobre la anulación de los comicios.

FORMACIÓN DE COALICIONES

El Parlamento aprobó en febrero una serie de reformas a la ley electoral para fijar la fecha de las elecciones y fijar la necesidad de que un candidato obtenga más de la mitad de los votos para poder ser declarado vencedor.

Tras ello, Mutharika anunció un acuerdo de coalición con el líder del Frente Democrático Unido (UDF), Atupele Muluzi, que ha derivado en un cese del Gobierno y una formación de un nuevo Ejecutivo para dar varias carteras a esta formación.

Por su parte, los líderes del MCP y la UTM, Lazarus Chakwera y Saulos Chilima, han hecho lo mismo y han unido fuerzas con el objetivo de desbancar al mandatario en la próxima votación.

En las elecciones del 21 de mayo de 2019, Mutharika obtuvo el 38 por ciento de los votos, frente al 35 por ciento de Chakwera y el 20 por ciento de Chilima. Muluzi recabó el cinco por ciento de las papeletas.

Mutharika llegó al poder en 2014 y se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos ha hecho frente a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.

Contador

Para leer más