Orban confía en que haya una buena relación entre el Grupo de Visegrado y la nueva Comisión Europea

Publicado 12/09/2019 21:00:40CET
Reunión del Grupo de Visegrado
Reunión del Grupo de Visegrado - Michal Svítok/tasr/dpa

PRAGA, 12 Sep. (Reuters/EP) -

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha confiado este jueves en que haya una buena relación entre el llamado Grupo de Visegrado --Hungría, Polonia, Eslovaquia y República Checa-- y la nueva Comisión Europea, tras las tensiones con el equipo saliente a cuenta de la política migratoria de la UE.

"Soy optimista. La nueva Comisión, el comportamiento de la nueva Comisión, la denominación de la nueva Comisión, todo ello determinará cuán exitosos serán los próximos cinco años", ha dicho Orban en la rueda de prensa que ha ofrecido desde Praga tras la reunión del Grupo de Visegrado.

El mandatario húngaro ha acusado a la Comisión saliente, presidida por Jean-Claude Juncker, de impulsar políticas basadas en "dejar entrar a los migrantes" y "construir multicultiralismo", algo a lo que el Grupo de Visegrado se ha opuesto firmemente, llegando a boicotear el plan de la UE para redistribuir a los solicitantes de asilo en los estados miembro.

Orban también se ha referido a las críticas de la Comisión Europea a las políticas internas de algunos países del Grupo de Visegrado, entre ellos Hungría, señalado por su polémica reforma judicial. La nueva Comisión, ha advertido, no debería "imponernos cosas que nuestros ciudadanos no quieren". "Si este proceso de imposición continúa, nos resistiremos", ha aseverado.

La Comisión que presidirá Ursula Von der Leyen a partir del 1 de noviembre, que se presentó el martes, incluye una cartera denominada "Protegiendo el Estilo de Vida Europeo" que estará a cargo del conservador griego Margaritis Schinas, quien tendrá entre sus competencias tendrá buscar una política migratoria común.

Interrogado en concreto sobre el futuro comisario, Orban se ha limitado a insistir en que el Grupo de Visegrado está dispuesto a cooperar pero sin imposiciones. Por su parte, los otros tres mandatarios se han mostrado satisfechos con el reparto de puestos en la nueva Comisión.

Los candidatos checo y eslovaco han conseguido una vicepresidencia cada uno, mientras que el aspirante polaco se encargará de agricultura y el comisario húngaro tendrá en sus manos eventuales ampliaciones de la UE.