El Partido Demócrata subraya que Obama "aún puede hacer mucho" antes de abandonar la Casa Blanca

Actualizado 08/12/2014 0:50:33 CET

Los republicanos advierten de que Hillary Clinton "tiene dos años para cometer errores"

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las elecciones legislativas en Estados Unidos han ahondado la división entre la Casa Blanca y el Congreso, pero los demócratas confían en que el presidente, Barack Obama, "aún puede hacer mucho" en estos próximos dos años, en los que podría "verse obligado" a vetar proyectos de ley impulsados por los republicanos.

El republicano Danny Vargas, presidente de la empresa de márketing VarCom Solutions, ha visto en las 'midterms' el reflejo de que los estadounidenses "no están contentos" con las políticas del Gobierno y reclaman "otra dirección" para el país.

Vargas, en una charla por videoconferencia con la Embajada norteamericana en Madrid, ha dicho que el Partido Republicano está centrado en las "necesidades" del ciudadano y así lo expondrá en la Cámara de Representantes y el Senado. A su juicio, corresponde ahora a Obama ser "un poco más humilde" y "trabajar con el Congreso" para aprovechar las "oportunidades" de consenso.

Por su parte, el director de la consultora Raben Group, Estuardo Rodríguez, miembro del Partido Demócrata, ha reconocido en el mismo acto que la población estadounidense podría no haber percibido los buenos datos macroenonómicos. A pie de calle, Estados Unidos "no siente una economía más fuerte", según Rodríguez, que también ha atribuido parte de la pérdida de votos a noticias recientes como la llegada del ébola a territorio norteamericano o el lanzamiento de la operación contra Estado Islámico.

Rodríguez ha anticipado un Congreso en el que "los republicanos demostrarán lo que representan". "Exigir, exigir y exigir", ha añadido, en alusión a una serie de políticas que "el presidente se va a sentir obligado a vetar".

El militante demócrata ha recordado cómo el Partido Republicano intentó impedir la aprobación de la reforma sanitaria y ha acusado a esa formación de utilizar la "excusa" de la desconfianza hacia Obama para bloquear cualquier tipo de propuesta, como la ley migratoria.

Sin embargo, Rodríguez ha defendido que no tienen por qué ser dos años perdidos, toda vez que Obama "aún puede hacer mucho" y "no le queda poco por hacer". "No tenemos por qué esperar al Congreso", ha advertido, en alusión a posibles iniciativas presidenciales que se salten los trámites parlamentarios previos.

PRESIDENCIALES

Las 'midterms' --o elecciones de mitad de mandato-- marcan el punto de salida hacia las próximas presidenciales, previstas para el año 2016. Aunque los posibles candidatos guardan silencio de momento, las quinielas son constantes en un escenario que, al menos 'a priori', parece dominado por la figura de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

Rodríguez, que ya ve a Clinton de precampaña, ha admitido que una exposición pública tan adelantada podría terminar perjudicándole, en la misma medida en que el Partido Republicano podría sacar partido no tener a nadie en la palestra.

Danny Vargas también ha coincidido en que Clinton "tiene dos años para cometer errores" y, en alusión a su aparente favoritismo, ha dicho que, "por el bien" del Partido Demócrata, deberían surgir más candidatos. El Partido Republicano, por otra parte, aún debe ahondar en la "conversación" sobre presidenciables, si bien cuenta con un "espectro de candidatos" amplio, ha apostillado.

LEJOS DEL TEA PARTY

Las últimas elecciones en Estados Unidos habían estado marcadas por el auge del Tea Party, pero el movimiento ultraderechista ha perdido auge al mismo ritmo en que el Partido Republicano ha comenzado a ganar terreno en votaciones y sondeos.

Según Estuardo Rodríguez, a los republicanos les ha venido bien "alejarse" de posiciones extremistas que han terminado por confundir a la población, mientras que Vargas ha reconocido que su formación ha sabido sacar partido de un discurso "mucho más positivo" centrado en los intereses del ciudadano.

Al Partido Republicano, sin embargo, aún le quedan terrenos por conquistar en materia electoral. A las elecciones legislativas de este 4 de noviembre estaban llamados a votar 7,8 millones de hispanos y, de los que acudieron a las urnas, sólo uno de cada tres eligió a candidatos republicanos, según Vargas.

Vargas ha querido dejar claro que el Partido Demócrata no es "dueño exclusivo" de la "diversidad" y ha puesto de ejemplo los dos gobernadores hispanos de esta formación, así como la irrupción de figuras jóvenes o afroamericanas en el Congreso. Las dos cámaras contarán por primera vez con al menos un centenar de mujeres.

Para leer más