4 de abril de 2020
 
Publicado 25/03/2020 15:34:25 +01:00CET

El personal sanitario, estigmatizado en India por el coronavirus

Control policial en Nueva Delhi
Control policial en Nueva Delhi - 2020 GETTY IMAGES / STRINGER

"En estas horas de crisis, los que llevan batas blancas son la encarnación de Dios", dice Modi

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos médicos de India han denunciado situaciones de acoso y estigmatización por el miedo a posibles contagios de coronavirus, lo que ha llevado al Gobierno de Narendra Modi a intervenir para llamar a la calma, en un momento en el que el país vive su primer día de confinamiento.

"En estas horas de crisis, los que llevan batas blancas son la encarnación de Dios. Hoy están salvando vidas, poniendo las suyas en peligro", ha dicho el primer ministro durante una videoconferencia este miércoles, un día después de decretar el confinamiento en sus domicilios de 1.300 millones de personas.

"Cuando oigo que se les acosa, me lo tomo muy en serio. Es un tema muy grave", ha dicho Modi, que ha ordenado a las fuerzas de seguridad que tomen medidas "más estrictas" contra quienes hostiguen al personal médico y a otros trabajadores que hacen frente a la actual emergencia sanitaria, según la cadena NDTV.

El ministro de Sanidad de India, Harsh Vardhan, también ha expresado en Twitter su condena por el hecho de que ciertos trabajadores "estén siendo apartados en complejos y sociedades residenciales". "Los caseros están amenazando con echarlos por temor a la infección Covid-19. Por favor, que nadie entre en pánico", ha añadido.

MEDIDAS DE CONTROL

Las autoridades indias han confirmado hasta el momento más de medio millar de contagios de coronavirus, una cifra suficiente para que Modi decretase un confinamiento a nivel nacional. La medida estará en vigor durante tres semanas, tiempo en el que el Gobierno confía en que haya avances.

"La batalla de Mahabharata se ganó en 18 días. La batalla del coronavirus la ganaremos en 21 días", ha destacado Modi en sus mensajes de este miércoles, en alusión al texto épico hindu que recoge una guerra entre clanes, informa el diario 'Times of India'.

Durante estas tres semanas, solo permanecerán abiertos los establecimientos considerados esenciales. Además, el Gobierno ha cancelado trenes y vuelos y ha prohibido la reuniones de más de cuatro personas en todo el país.

Para tratar de disuadir a la población de salir a la calle, las fuerzas de seguridad han recurrido a tácticas de humillación. En la ciudad de Baliguda, en el estado de Odisha, unas personas interceptadas por la Policía fueron obligadas a posar con mensajes de este tipo: "Soy una persona egoísta. Puedo poner a la sociedad en peligro por vagar por ahí y no lo siento".

"Sacamos fotografías de ellos con estos carteles y las difundimos en redes sociales. Esperamos que esto disuada a otros de violar los protocolos en vigor", ha explicado un portavoz policial, Manas Ranjan Barik, según la agencia de noticias DPA.

Los medios locales también han difundido imágenes de personas agachadas o tumbadas en la calle para demostrar las medidas de represión. Un vídeo de Bombay muestra a un grupo de niños en cuclillas mientras se agarran de las orejas, un castigo utilizado habitualmente para los menores.

Contador

Para leer más