Las peticiones de asilo en la UE caen un 43 por ciento

Publicado 01/02/2018 14:53:05CET
REUTERS / ALKIS KONSTANTINIDIS

BRUSELAS, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Estados miembro de la Unión Europea --más Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein-- recibieron en 2017 algo más de 700.000 solicitudes de asilo, un 43 por ciento menos que en los doce meses anteriores, según los datos divulgados este jueves por la Agencia Europea de Apoyo al Asilo (EASO, por sus siglas en inglés) y que vuelven a situar a Siria a la cabeza de estas peticiones.

Después de los flujos migratorios sin precedentes de los años 2015 y 2016, en 2017 la llegada de refugiados a Europa se ha ralentizado. Los países del bloque denominado UE+ han registrado 706.913 solicitudes de asilo, un nivel todavía por encima de los datos de 2014, lo que, en opinión de la EASO, evidencia que el flujo sigue siendo "considerable".

Unas 55.000 peticiones, el 8 por ciento del total, corresponden a nuevos intentos de personas que ya habían visto rechazada al menos una solicitud, mientras que el 3,5 por ciento corresponden a menores no acompañados, según las estadísticas oficiales.

En cuanto al resultado general de las solicitudes, 981.615 fueron resueltas en primera instancia, un 13 por ciento menos que en 2016 pero, aun así, la segunda mejor tasa desde que la EASO comenzó a recabar datos en 2008. Un 40 por ciento de estos fallos fueron positivos, 17 puntos menos que el año anterior.

El año 2017 concluyó con 462.532 pendientes de resolución en primera instancia, la mitad de las que estaban en el aire a finales de 2016.

SIRIA

Por países, Siria repite por quinto año consecutivo como el territorio del que proceden más potenciales asilados, con más de 98.000 solicitudes. Los sirios presentaron más del doble de peticiones que el resto de nacionalidades frecuentes, ya que en el caso de iraquíes, afganos y nigerianos la cifra ronda las 40.000.

La lista de los diez países más representados la completan Pakistán, Eritrea, Albania, Bangladesh, Guinea e Irán. De estas diez nacionalidades, solo bangladeshíes y guineanos presentaron más solicitudes de asilo en la UE en 2017 que en 2016.