La Policía cree que aún quedan menores en la Politécnica de Hong Kong tras una semana de asedio

Publicado 23/11/2019 13:32:05CET
Cafetería de la Universidad Politécnica de Hong Kong en medio de las protestas
Cafetería de la Universidad Politécnica de Hong Kong en medio de las protestas - REUTERS / LEAH MILLIS

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Hong Kong ha alertado este sábado de que aún hay menores de edad dentro del recinto de la Universidad Politécnica de Hong Kong, asediado desde hace una semana por las fuerzas de seguridad, y ha invitado a los manifestantes a salir pacíficamente.

"Algunos de los que siguen dentro del campus son menores de edad", ha afirmado la Policía, según recoge la televisión pública hongkonesa, RTHK.

La Policía ha invitado así a los manifestantes que siguen dentro a salir del campus y se ha comprometido a que los menores de edad no serán detenidos a su salida.

Estos podrán marcharse tras identificarse y ser fotografiados, aunque se reservan la opción de tomar medidas contra ellos en el futuro, ha explicado la Policía, que se compromete a "llevar a los delincuentes ante la justicia de una forma justa". Además sostiene que hay diálogo y contactos con distintos sectores para lograr "soluciones". Entre ellos hay personal de la Politécnica, trabajadores sociales, diputados regionales, líderes religiosos y psicólogos clínicos.

Entre las últimas noticias del sábado está la salida del campus de un cocinero que estaba preparando comida para los manifestantes encerrados dentro de la universidad, en la cafetería, y de dos personas más. Él ha sido trasladado en ambulancia hasta un hospital.

Unos 500 manifestantes quedaron atrapados en un cerco policial sobre la Politécnica el pasado domingo. Desde entonces la mayoría ha salido del recinto y han sido identificados y detenidos todos los mayores de 18 años y el campus se ha convertido en una zona fantasma.

El presidente de la Asociación de Directores de Institutos de Secundaria de Hong Kong, ha vuelto a entrar este sábado en el campus para intentar convencer a los que quedan en su interior para que se entreguen. Los pocos manifestantes que ha podido encontrar se han negado a salir y ha podido constatar las malas condiciones higiénicas del interior.

ESTALLIDO DE LA CRISIS

Las protestas en Hong Kong estallaron el pasado mes de junio contra un polémico proyecto de ley de extradición a la China continental. Lam acabó retirando definitivamente el proyecto de ley pero las manifestaciones han continuado con demandas mayores, incluido el sufragio universal.

La violencia en Hong Kong se ha convertido así en el mayor desafío para el presidente chino, Xi Jinping, que llegó al poder en 2012 e insiste en que el Gobierno local podrá resolver la crisis.

Los manifestantes, enfadados por lo que consideran una injerencia del Gobierno chino en la antigua colonia británica, han defendido que están respondiendo al excesivo uso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad. Pekín, por su parte, ha rechazado cualquier tipo de intervención en los asuntos de Hong Kong y ha culpado de la situación a la influencia de terceros países.

Contador

Para leer más