La Policía emplea gases lacrimógenos para dispersar a manifestantes opositores en Harare

Publicado 16/08/2019 11:48:02CET
Una mujer herida durante una protesta antigubernamental en Harare
Una mujer herida durante una protesta antigubernamental en Harare - REUTERS / PHILIMON BULAWAYO

El principal partido opositor había desconvocado la protesta prevista para hoy tras no lograr levantar la prohibición de la Policía

JOHANESBURGO, 16 Ago. (Reuters/EP) -

El opositor Movimiento Democrático para el Cambio (MDC) ha desconvocado las protestas previstas para este viernes en Harare en contra de los crecientes costes de vida en Zimbabue después de que un tribunal haya desestimado su recurso contra la prohibición dictada por el Gobierno.

Esto no ha impedido que cientos de partidarios de la oposición se hayan congregado cerca de una plaza en el centro de Harare en la que estaba previsto que se concentraran los manifestantes. La Policía ha empleado gases lacrimógenos y porras para dispersarlos. Además, ha bloqueado las calles de acceso a la sede del MDC.

Según Reuters, una mujer ha tenido que ser trasladada en ambulancia al hospital por una brecha en la cabeza. Las imágenes difundidas en redes sociales muestran escenas de caos y a lo que parece una mujer tendida en el suelo, sin que esté claro si se trata de la misma persona.

Por otra parte, el portavoz del partido, Daniel Molokele, ha aclarado que se mantienen los planes de llevar a cabo protestas fuera de la capital la próxima semana contra la mala gestión del presidente del país, Emmerson Mnangagwa, cuya victoria en las elecciones de 2018 es contestada por el MDC.

La Policía prohibió a última hora del jueves la manifestación de Harare, advirtiendo de que cualquiera que participara en ella estaría cometiendo un delito, y un juez del Tribunal Superior ha rechazado a primera hora de este viernes el recurso del partido para revocar dicha medida.

En declaraciones a la cadena estatal ZBC News tras conocer el fallo judicial, el portavoz de la Policía, Paul Nyathi, ha vuelto a recalcar que no se permitirá el caos. "Nos gustaría advertir a todos los zimbabuenses que tales concentraciones son ilegales y la Policía detendrá a los que desafíen la ley", ha declarado.

Nyathi ha insistido en que la Policía tenía "pruebas" de que la manifestación opositora no iba a ser "pacífica" y ha defendido que la Policía no puede tolerar que "una situación en la que algunos individuos hablen de que se respeten sus derechos mientras movilizan a gente para participar en actividades que infringen los derechos de otros".

LA OPOSICIÓN ACUSA AL GOBIERNO DE "FASCISTA"

La prohibición de la manifestación, que el MDC no va a apelar, ha expuesto "la verdadera cara" del Gobierno, ha defendido el vicepresidente del partido, Tendai Biti, en declaraciones a la prensa frente al tribunal. "La Constitución garantiza el derecho de manifestación (...) pero este régimen fascista ha denegado y proscrito este derecho a los ciudadanos de Zimbabue", ha lamentado.

"Hemos saltado de la sartén al fuego tras el golpe de noviembre de 2017", ha denunciado Biti, en referencia al levantamiento militar que facilitó la salida del poder del presidente Robert Mugabe y aupó al mismo a Mnangagwa. "No aceptamos la conducta de este régimen, la conducta de Mnangagwa", ha señalado el líder opositor.

Tras su llegada al cargo, el nuevo mandatario prometió romper con el legado de represión dejado por Mugabe tras 37 años en el poder, pero la economía se encuentra sumida en su peor crisis en una década.

Entretanto, las calles de Harare han amanecido inusualmente tranquilas y con una fuerte presencia de las fuerzas de seguridad. Testigos de Reuters han visto a policías y soldados armados registrando autobuses, taxis y vehículos privados en puestos de control y solicitando de forma aleatoria documentos de identidad.

EL PRESIDENTE LLAMA AL DIÁLOGO

Por otra parte, en una carta a líderes religiosos publicada este viernes en el diario estatal 'Herald', Mnangagwa ha sostenido que la crisis económica tiene sus raíces en las sanciones impuestas por Occidente hace más de una década así con en la grave sequía de este año.

Asimismo, ha denunciado que le líder del MDC, Nelson Chamisa, ha rechazado su invitación al diálogo con vistas a resolver los problemas políticos y económicos del país. Chamisa ha dicho que solo se sentará con el mandatario si hay un árbitro neutral.

"Las puertas para el diálogo nacional siguen estando abiertas a todos los líderes políticos, incluido el líder del MDC", ha sostenido Mnangagwa.

Para leer más