El presidente de Haití rechaza un gobierno de transición y llama a un diálogo nacional

Actualizado 15/02/2019 14:00:21 CET
Jovenel Moise
REUTERS / XXSTRINGERXX XXXXX - Archivo

Asegura que los ejecutivos provisionales han estado vinculados en el país con el tráfico de drogas y la corrupción

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, ha rechazado la posibilidad de conformar un gobierno de transición, al tiempo que ha hecho un llamamiento a poner en marcha un proceso de diálogo nacional para resolver la crisis que vive el país a raíz de las protestas que se suceden desde el 7 de febrero para exigir su dimisión.

En una comparecencia este jueves retransmitida en directo por televisión y radio, Moïse ha asegurado que ha escuchado "la voz del pueblo" pero se ha negado a dimitir y a dar paso a un ejecutivo provisional para poner fin a la crisis, como le exigen los manifestantes y la oposición.

"Hemos conocido a muchos gobiernos de transición que han causado muchas catástrofes y desórdenes y que han traído el miedo al país. La sangre se ha derramado sin motivo, el Estado ha quedado debilitado y las condiciones se han deteriorado", ha afirmado el mandatario haitiano.

En el que ha sido su primer discurso en respuesta a la ola de manifestaciones en su contra, el presidente haitiano no ha respondido a las acusaciones de desvío de fondos de Petrocaribe y ha descartado conformar un ejecutivo de transición con el argumento de que los gobiernos de transición en Haití han estado vinculados históricamente a la "inestabilidad" y al "tráfico de drogas".

"Mientras sea jefe del Estado no abandonaré el país frente a las bandas armadas y los traficantes de droga", ha subrayado, según informa la agencia de noticias Alter Presse.

Moïse ha respondido así a la sucesión de manifestaciones en su contra que está viviendo Haití desde el 7 de febrero, cuando se publicó un informe del Tribunal de Cuentas que pone de manifiesto que una empresa que él encabezaba se llevó los fondos de un proyecto de infraestructuras que nunca se llegó a firmar ni a ejecutar.

Las protestas han derivado en graves incidentes violentos, con quema y saqueo de comercios, y se han saldado hasta el momento con siete muertos y cientos de heridos, según la prensa haitiana. La oposición eleva el balance a unas 50 víctimas mortales.

Para leer más