Publicado 14/09/2022 20:39

El primer ministro armenio desmiente que vaya a reconocer Nagono Karabj como territorio azerí

Archivo - El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián.
Archivo - El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián. - GOBIERNO DE ARMENIA - Archivo

Ciudadanos armenios se congregan frente al Parlamento en protesta por un posible reconocimiento de Nagorno Karabaj como territorio azerí

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, ha salido al paso de los rumores sobre su predisposición para firmar un documento que reconociera la región de Nagorno Karabaj como parte del territorio de Azerbaiyán.

"Queridos compatriotas, les exhorto a no dejarse manipular", ha trasladado el jefe de Gobierno armenio en una publicación en su perfil de Facebook donde ha aclarado que "ningún documento se ha firmado, ni va a ser firmado".

Horas antes de esta aclaración, Pashinián había declarado que las autoridades armenias quizás deberían verse obligadas a tomar ciertas decisiones con el fin de "garantizar la seguridad, la estabilidad a largo plazo y la paz" en Armenia.

Tras estas palabras, decenas de ciudadanos armenios se han desplazado hacia las inmediaciones del Palacio de Gobierno para protestar por lo que habían interpretado como un futuro reconocimiento de la soberanía azerí sobre Nagorno Karabaj.

Pashinián ha salido así al paso de las protestas y ha advertido de que lo que está sucediendo es "un sabotaje técnico dirigido por fuerzas hostiles extranjeras" que tiene como último fin "romper la resistencia del país", según recoge el portal Armtimes.

Armenia y Azerbaiyán protagonizaron un enfrentamiento en 2020 por hacerse con el control de Nagorno Karabaj, un territorio con población mayoritariamente armenia que es foco de conflicto desde que decidiera separarse en 1988 de la región de Azerbaiyán integrada en la Unión Soviética.

Las hostilidades entre ambos países se prolongaron durante seis semanas y dejaron miles de muertos. Finalmente cesaron cuando los dos países alcanzaron un acuerdo sobre el alto el fuego con la mediación de Rusia, por el que se permitía que las fuerzas de paz rusas se establecieran en Nagorno Karabaj por un periodo de cinco años.

Ahora, durante la madrugada del pasado martes, este territorio volvió a ser escenario de enfrentamientos, en el marco de los que ya han perdido la vida más de 150 soldados, en su mayoría del lado armenio. Rusia anunció el mismo martes un acuerdo de alto el fuego, mientras que Azerbaiyán ha ofrecido este miércoles un alto al fuego humanitario.

Contador

Más información