Actualizado 04/12/2015 18:04 CET

El primer ministro danés recomienda un nuevo equilibrio de competencias entre Dinamarca y la Unión Europea

COPENHAGUE, 4 Dic. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Dinamarca, Lars Lokke Rasmusen, ha pedido a la Unión Europea que alcance "un nuevo equilibrio" entre las competencias que decide Bruselas y la que deciden los estados en sus primeras declaraciones tras el rechazo de los daneses en referéndum a la adopción de nuevas leyes europeas.

Dinamarca, junto a Irlanda y Reino Unido, lleva disfrutando de exenciones extraordinarias respecto de la ley europea desde más o menos 1993, cuando aprobó en segundo plebiscito el Tratado de Maastricht -- que había rechazado el año anterior -- gracias a la incorporación de una serie de enmiendas incluidas en los Acuerdos de Edimburgo.

Estas enmiendas atañen a cuatro aspectos: el Mecanismo de Tipo de Cambio Europeo, Política de Seguridad Común y Defensa, Justicia y Asuntos de Interior y Ciudadanía de la Unión Europea.

Y con todo ello, el líder danés sigue cuestionando aspectos de la influencia de Bruselas en la política interior de sus estados miembros. "La Unión Europea", ha declarado Rasmussen, "debería reforzarse en aquellos aspectos donde podría marcar la diferencia y ser más flexible en las zonas donde sus miembros pueden ser más eficaces como estados independientes".

Así, el pueblo danés ha rechazado este jueves entregar al Parlamento el poder de decidir si el país se adhiere al sistema policial y judicial de la Unión Europea (UE), en un referéndum en el que la opción del 'No' se presentó como votar en contra de la pertenencia al bloque. La votación se ha saldado con un total del 53,1 por ciento a favor del 'No' y un 46,9 por ciento a favor del 'Sí'.

Para leer más