3 de abril de 2020
 
Publicado 19/02/2020 19:53:18 +01:00CET

El primer ministro designado convoca el 24 de febrero la cuestión de confianza a su Gobierno en el Parlamento de Irak

Manifestación en Bagdad contra el nombramiento de Mohamed Allaui como primer ministro designado de Irak
Manifestación en Bagdad contra el nombramiento de Mohamed Allaui como primer ministro designado de Irak - Ameer Al Mohammedaw/dpa

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro designado de Irak, Mohamad Allaui, ha convocado para el 24 de febrero la sesión parlamentaria en la que se discutirá la cuestión de confianza a su Gobierno y ha prometido investigar la muerte de manifestantes y aplicar reformas en el país para dar respuesta a las demandas de la población.

"Espero que nuestros parlamentarios demuestren a todos los iraquíes su deseo de reforma y que asuman la responsabilidad nacional sobre sus hombres y piensen en el presente y futuro de Irak", ha dicho.

Así, Allaui ha señalado que espera que en la votación "los intereses privados no eviten que (los parlamentarios) tomen la decisión correcta, ya que Irak está por encima de todos los intereses".

El primer ministro designado ha destacado que "no se puede evitar una verdadera reforma" y ha agregado que "lo que venga después de estas protestas no puede ser lo mismo que lo anterior", según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.

"La preciosa sangre derramada no quedará en vano, sea cual sea el precio, y este asunto en particular será una de las prioridades de mi Gobierno. Una vez tenga la confianza (del Parlamento), empezará a investigar lo que ha pasado", ha asegurado.

En este sentido, ha prometido que "se revelará a la verdad sobre los elementos que atacaron a los manifestantes y las fuerzas de seguridad y se les llevará ante la justicia, sin importar su rango".

Allaui ha resaltado que las movilizaciones antigubernamentales que arrancaron en octubre han sido "una batalla histórica" en la que la población "ha soportado una pesada carga y ha hecho unos sacrificios enormes".

Por último, ha argumentado que estas protestas "han cambiado las normas políticas y han derivado en la formación de un Gobierno independiente por primera vez en décadas, sin la participación de candidatos de los partidos políticos".

Las manifestaciones se han seguido sucediendo en varios lugares de Irak pese al nombramiento el 1 de febrero de Allaui, quien dispone de un mes para conformar un nuevo gobierno con el que reconducir el país hasta que puedan celebrarse elecciones anticipadas.

Allaui ha pedido al Gobierno provisional que se encargue de la seguridad de los manifestantes, que llevan cuatro meses protestando por la baja calidad en los servicios públicos, el alto desempleo y contra la casta política y el sistema que rige el país desde la invasión de Estados Unidos en 2003.

Desde que arrancaron en octubre, y según organizaciones y grupos de Derechos Humanos, más de 550 personas, principalmente manifestantes, han muerto durante las protestas y los posteriores disturbios que se han producido en el marco de las movilizaciones.

Para leer más