El primer ministro de Irak pide a EEUU que no responda al ataque a la Embajada sin el consentimiento de Bagdad

Archivo - El primer ministro de Irak, Mohamed Shia al Sudani
Archivo - El primer ministro de Irak, Mohamed Shia al Sudani - Europa Press/Contacto/Iranian First Vice Presidenc
Actualizado: sábado, 9 diciembre 2023 10:17

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Irak, Mohamed Shia Al Sudani, ha mantenido una conversación telefónica con el secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, a quien ha pedido que se abstenga de responder al ataque del viernes contra la Embajada estadounidense en Bagdad sin consultar primero con las autoridades iraquíes, dada la tensa situación actual.

El ataque contra la Embajada, que dejó daños materiales, se suma a otros ocurridos en las últimas semanas, coincidiendo con el estallido de la guerra de Gaza contra lo que queda de la presencia militar estadounidense en el país, y cuya responsabilidad han asumido milicias proiraníes.

La llamada mantenida entre ambos este sábado "ha abordado los recientes ataques como el efectuado contra la Embajada estadounidense" y en ella los dos altos cargos han coincidido en la "importancia de evitarlos, dado el daño que representan para la soberanía y la estabilidad de Irak".

"El primer ministro ha reiterado el compromiso del gobierno a la hora de proteger las misiones diplomáticas y al personal de la Coalición" internacional de ayuda a las fuerzas iraquíes, según el comunicado publicado por la Oficina del Primer Ministro de Irak en su página de Facebook.

No obstante, Al Sudani recomendó a Austin que se abstuviera de ordenar "una respuesta directa sin el respaldo del Gobierno" como ocurrió -- recordó explícitamente el primer ministro -- a finales de mes en Jurf al Nasr, a las afueras de Bagdad.

Allí, un ataque estadounidense mató a siete integrantes de Kataib Hezbolá, grupo integrante de las llamadas Unidades de Movilización Popular, afines a Irán y de extraordinario peso en la realidad iraquí, que se habían atribuido ataques contra bases estadounidenses.

Por su parte, Austin "acogió con satisfacción la posición del Gobierno iraquí, incluida su condena de los ataques a la Embajada, reconoció las medidas tomadas para perseguir a los responsables y "enfatizó que tales ataques representan una amenaza para la seguridad interna de Irak".

Leer más acerca de: