Publicado 23/01/2014 18:41CET

El primer ministro ucraniano no ve "necesario" adoptar "medidas extremas" como el estado de emergencia

DAVOS (SUIZA), 23 Ene. (Reuters/EP) -

El primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, ha afirmado que por el momento el Gobierno no tiene previsto recurrir a "medidas extremas" para contener la violencia en las calles de Kiev y ha dicho que, "por el momento", no se baraja la imposición del estado de emergencia.

"La población no debería pensar que el Gobierno carece de recursos para poner fin a esto. Entra dentro de nuestros derechos y obligaciones constitucionales la restauración del orden en el país", ha declarado Azarov a la agencia Reuters.

Sin embargo, el Ejecutivo no tiene sobre la mesa la imposición del estado de emergencia. "No vemos que sea necesario imponer medidas duras y extremas por el momento", ha indicado a este respecto.

El primer ministro había calificado previamente de "intento genuino de golpe de Estado" las protestas antigubernamentales en Kiev y advertido de que no es realista celebrar elecciones presidenciales anticipadas, según informa la agencia Interfax.

"Se está llevando a cabo un genuino intento de golpe de Estado", señaló Azarov en declaraciones a Interfax al margen del Foro de Davos, en referencia a las semanas de protestas en el país por la decisión del Gobierno de suspender la firma de un acuerdo con la UE y acercarse en lugar de ello a Rusia.

Según el primer ministro, los disturbios han hecho que sea "absolutamente poco realista" plantearse la celebración de elecciones presidenciales anticipadas. Las próximas elecciones no están previstas hasta la primavera de 2015.

El jefe de Estado ucraniano, Viktor Yanukovich, ha pedido al presidente del Parlamento del país, la Rada, la convocatoria de una sesión especial para discutir la situación.

Para leer más