El principal partido opositor de Argelia anuncia que no presentará un candidato a las presidenciales

Publicado 30/09/2019 15:34:52CET
Manifestaciones en Argelia
Manifestaciones en Argelia - Farouk Batich/dpa - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El principal partido opositor de Argelia, el islamista Movimiento para una Sociedad Pacífica (MSP), ha anunciado que no presentará un candidato a las elecciones presidenciales de diciembre, sumándose al boicot opositor a la convocatoria.

El líder de la formación, Abdelrazak Makri, ha defendido la decisión argumentando que la situación "no permite garantizar" que las elecciones vayan a celebrarse de forma justa y transparente.

"Por principios, apoyamos la organización de elecciones presidenciales, como el resto de los argelinos", ha dicho, antes de recalcar que existe una "ausencia de voluntad política a favor de una transición democrática".

Makri ha apuntado además a la "incapacidad de la oposición para unirse" como otra de las razones de la decisión del MSP, que mantiene lazos con la organización islamista Hermanos Musulmanes, según el diario local 'Tout sur l'Algerie'.

El MSP, el partido opositor con más escaños en el Parlamento, no ha dicho si apoyará a alguno de los candidatos. El partido fue integrante durante más de una década de una coalición opositora que reclamaba el cese de Abdelaziz Buteflika, si bien se retiró de la misma.

La formación ha mantenido desde entonces sus exigencias y, tras la salida del poder de Buteflika en abril, ha reclamado que también abandonen sus cargos todas aquellas personas que fueron parte de su régimen.

Hasta la fecha ninguno de los partidos opositores ha anunciado candidatos a las presidenciales, que tendrán lugar el 12 de diciembre. Algunos de ellos han anunciado ya un boicot de los comicios.

Entre los candidatos que sí se han postulado figuran los ex primeros ministros Alí Benflis y Abdelmayid Tebune, así como varios exministros durante la Presidencia de Buteflika.

LAS PROTESTAS

Decenas de miles de argelinos se han manifestado desde la convocatoria electoral para protestar esta decisión del presidente interino, Abdelkader Bensalá, y reclamar a la élite política que allane el camino a una democratización.

El jefe del Ejército de Argelia, Gaid Salá, advirtió el jueves que aquellos que "pongan obstáculos" a la celebración de las elecciones presidenciales harán frente a "sanciones", al tiempo que ha recalcado que las Fuerzas Armadas no se posicionarán en el proceso.

Los manifestantes han mantenido las protestas pese a la dimisión en abril del expresidente Abdelaziz Buteflika y los arrestos de altos cargos por supuesta corrupción para reclamar una verdadera transición democrática.

En el centro de sus críticas están Bensalá y el primer ministro, Nurredín Bedui, ambos muy cercanos a Burteflika. El presidente interino ascendió al puesto tras su salida, mientras que Bedui fue nombrado primer ministro por el ahora exmandatario en medio del movimiento popular contra él.

Así, los manifestantes sostienen que no hay garantías de que las autoridades organizarán unas elecciones libres y justas mientras las figuras del régimen de Buteflika continúen en posiciones de poder y dirigiendo el proceso de transición.

Contador

Para leer más