Putin y Erdogan coinciden en su preocupación por Idlib pero discrepan sobre la forma de actuar

Publicado 27/08/2019 19:12:59CET
Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin
Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin - -/Kremlin/dpa

MOSCÚ, 27 Ago. (DPA/EP) -

Los presidentes de Rusia y de Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, han coincidido este martes en su preocupación por los efectos que la violencia está acarreando para la región siria de Idlib, pero han dejado claras sus diferencias a la hora de plantear posibles medidas para esta estratégica zona.

Idlib es el último gran bastión de las fuerzas rebeldes, si bien la región está controlada en su mayor parte por yihadistas vinculados al antiguo Frente al Nusra, que llegó a estar ligado en sus inicios con Al Qaeda. Rusia colabora, principalmente con apoyo aéreo, en la ofensiva lanzada por las fuerzas leales al régimen de Bashar Al Assad.

Erdogan ha criticado dicha ofensiva, asegurando que los ataques "han perjudicado la calma que se había logrado en Idlib", en alusión al acuerdo sellado en septiembre de 2018 entre Ankara y Moscú y que planteó una zona desmilitarizada en dicha región. En su opinión, "es inaceptable que el régimen acumule muertes de civiles por aire y tierra con el pretexto de combatir el terrorismo".

Por su parte, Putin, que ha comparecido junto a Erdogan tras la reunión que ambos han mantenido en Moscú, ha insistido precisamente en la necesidad de eliminar a los grupos "terroristas" que siguen activos en Idlib, en línea por tanto con la tesis mantenida por Al Assad.

El mandatario ruso, no obstante, ha asegurado que ha logrado un "entendimiento" con Erdogan en relación a las medidas que se pueden adoptar para resolver la crisis actual, aunque no ha aclarado cuáles serían. Erdogan tampoco ha confirmado ningún acuerdo concreto sobre Idlib.

Erdogan ha cifrado en 500 los civiles muertos y en 1.200 los heridos, al tiempo que ha advertido de que "3,5 millones de sirios se enfrentan a un nuevo desastre humanitario" si persisten las condiciones actuales en la zona noreste del país árabe. Turquía dispone actualmente de doce puestos de observación en Idlib y prevé mantenerlos en el futuro inmediato.

El presidente turco ha aprovechado también para recalcar el derecho de su país a defenderse de situaciones de peligro en la frontera y ha advertido de que las "provocaciones" del régimen sirio han "puesto en peligro" las vidas de militares de Turquía.