Publicado 18/11/2021 10:43CET

La rama de Estado Islámico en Afganistán reclama la autoría de las dos explosiones registradas el miércoles en Kabul

Archivo - Bandera de Estado Islamico en la ciudad de Raqqa (Siria)
Archivo - Bandera de Estado Islamico en la ciudad de Raqqa (Siria) - DABIQ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Las autoridades anuncian la muerte de un presunto yihadista en una operación en la capital

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El grupo yihadista Estado Islámico Provincia de Jorasán (ISKP) ha reclamado la autoría de los dos atentados perpetrados el miércoles en la capital de Afganistán, Kabul, que se saldaron con un muerto y seis heridos, según el balance facilitado por las autoridades instauradas por los talibán.

"Con ayuda de Dios todopoderoso, los soldados del califato hicieron explotar dos bombas en dos autobuses de los politeístas chiíes en los distritos policiales 3 y 13 de la ciudad de Kabul", ha dicho en un comunicado, en el que ha agregado que "más de 20 chiíes" han muerto o resultado heridos en el ataque.

El portavoz del Ministerio del Interior afgano, Said Josti, indicó que la primera explosión tuvo lugar cerca de un centro de reclutamiento de la Policía y agregó que dejó un muerto y seis heridos, sin que haya un balance de víctimas sobre la segunda explosión.

Por su parte, el viceportavoz del Emirato Islámico, Imanulá Samangani, ha resaltado que un supuesto miembro de ISKP murió durante una operación llevada a cabo en la noche del miércoles por las fuerzas de seguridad en Kabul.

Samangani ha resaltado a través de su cuenta en la red social Twitter que la operación fue llevada a cabo en el área de Jarijané y ha agregado que "varios" sospechosos fueron arrestados. "Las investigaciones están en marcha", ha añadido.

Durante la jornada del lunes resultaron heridas dos personas por otra explosión en Kabul, dos día después de la muerte de dos personas en un atentado de ISKP, que ha perpetrado decenas de ataques en los últimos meses.

El portavoz de los servicios de Inteligencia afganos, Jalil Hamraz, aseguró la semana pasada que en los tres meses que los talibán llevan en el poder han matado a más de 30 supuestos miembros de Estado Islámico y han arrestado a otros 600 sospechosos.

ISKP, que considera a los talibán unos traidores a la ortodoxia de la 'sharia' o ley islámica y defienden una interpretación mucho más dura, ha reclamado varios ataques en las últimas semanas, incluidos varios ejecutados contra mezquitas.

Entre sus ataques figura uno contra una mezquita de la capital, Kabul, cerca del lugar donde se celebraba el funeral de la madre del portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, así como otros contra mezquitas en Kunduz y Kandahar que dejaron más de un centenar de muertos.

Contador