Reino Unido enviará cuatro nuevos aviones 'Tornado' a la misión en Libia

Actualizado 05/04/2011 10:25:57 CET

LONDRES, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha anunciado que las fuerzas británicas van a sumar cuatro aviones de combate 'Tornado' a su aportación a la misión militar en Libia. Con el aumento previsto, serán ya 12 los aviones británicos de este tipo que participan en la operación.

Las aeronaves proceden de una base de Norfolk y llegarán a su destino en los próximos días. Este movimiento responde al repliegue paulatino de las fuerzas estadounidenses, que a partir de ahora se van a centrar en trabajos de logística e Inteligencia. Se espera que otros países de la OTAN también refuercen su operativo.

Cameron hizo el anuncio desde la base aérea de Gioia del Colle, en el sur de Italia donde agradeció a los militares británicos su contribución al establecimiento de la zona de exclusión aérea.

"Quiero decir 'bien hecho' y dar un sentido agradecimiento de la población británica a los valientes pilotos de 'Tornado' y sus equipos", declaró Cameron, quien destacó que estos efectivos han hecho un "increíble trabajo en un corto periodo de tiempo" para, a su entender, salvar "miles de vidas en Benghazi y en más lugares".

El 'premier' añadió que las fuerzas británicas han sido "extremadamente exitosas" a la hora de "frenar a las fuerzas de (Muamar) Gadafi", en referencia al mandatario libio. Además de los 'Tornado', Reino Unido utiliza diez unidades del modelo 'Typhoon'.

Durante la visita Cameron fue informado de los daños ocasionados por la misión a las tropas del régimen libio. Estos ataques incluyen la destrucción de diez vehículos armados y tres tanques durante el fin de semana, alrededor de la ciudad sitiada de Sirte, informa 'The Guardian'.

El jefe del Gobierno cree que, dados los acontecimientos de las últimas 24 horas, el régimen de Gadafi muestra signos de agotamiento y de estar buscando una salida.

Después de esta breve visita a Italia, Cameron se ha desplazado a Pakistán, donde mantendrá reuniones al más alto nivel.