Las relaciones entre EEUU y Arabia Saudí están paralizadas por la figura del príncipe heredero Bin Salmán

Publicado 19/01/2019 9:36:27CET
Mohamed Bin Salman
REUTERS / HANDOUT . - Archivo

ANKARA, 19 Ene. (Reuters/EP) -

El senador republicano y presidente del Comité Judicial del Senado de Estados Unidos, Lindsay Graham, ha reconocido este sábado que las actuales relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudí no tienen perspectivas de progresar hasta que no se "resuelva" la situación en torno a la figura del príncipe heredero del trono árabe, Mohamed Bin Salmán, a quien se relaciona con el asesinato del periodista Yamal Jashogi.

Aunque desde la Familia Real saudí se niega la implicación del futuro monarca en el asesinato del reportero en el consulado saudí de Estambul, Turquía dice contar con datos que señalan directamente al círculo más íntimo del heredero.

Estados Unidos ha manifestado su intención de proclamar nuevas sanciones contra los participantes en la operación que acabó con la muerte del reportero, residente en Estados Unidos. Graham no explicó a qué se refería exactamente al emplear la palabra "resolver".

Graham, uno de los más poderosos senadores republicanos del país, se encuentra este fin de semana en Ankara para discutir con las autoridades turcas la retirada de Estados Unidos de la vecina Siria anunciada por el presidente estadonidense, Donald Trump.

La retirada se antoja compleja dado que deja a las milicias kurdas, aliadas de EEUU en Siria contra Estado Islámico, prácticamente a merced de Turquía, que las considera afines al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), con el que Ankara está en guerra actualmente.