R.Unido.- Pruebas forenses determinan que los hermanos McCann no fueron sedados la noche que desapareció Madeleine

Actualizado 20/10/2007 21:08:04 CET

LONDRES, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las pruebas forenses realizadas a los hermanos de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida en Portugal el verano pasado, han demostrado que ninguno de ellos fue sedado la noche que desapareció la pequeña, tal y como se había especulado en las últimas fechas.

Los diarios portugueses habían insistido en el hecho de que los padres de los niños, Kate y Gerry McCann, habían drogado a Sean, Amelie y a Madeleine antes de pasar la noche fuera de su hotel en Praia Da Luz, en el Algarve portugués.

Las pruebas encargadas por la pareja indican que no existen restos de sedantes en las muestras capilares tomadas a los dos hermanos de Madeleine.

Rachel Woods, directora de los laboratorios TricoTech, explicó al diario 'The Times' que "cualquier elemento que entre en la corriente sanguínea termina llegando a la raíz del pelo, y permanece allí mientras crece". Por su parte, el analista David Gerrie, de la unidad de Toxicología del hospital de Guy (Londres) explicó al mismo diario que "los restos permanecen en la raíz hasta que el cabello crece".

Para extraer las muestras apropiadas al momento en el que desapareció la niña, los científicos buscaron cabellos de cinco centímetros de longitud, dado que el pelo humano crece un centímetro al mes.