Rusia asegura que solo instalará nuevos misiles contrarios al INF si EEUU lo hace primero

Publicado 18/08/2019 10:59:35CET
Reagan y Gorbachov firman el acuerdo INF sobre armas nucleares
Reagan y Gorbachov firman el acuerdo INF sobre armas nuclearesWIKIPEDIA - Archivo

MOSCÚ, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ruso ha asegurado que se abstendrá de emplazar en Europa y Asia misiles contrarios al Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) mientras EEUU no lo haga primero, según ha hecho saber este domingo el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu.

"Mantenemos la puerta abierta. Hasta que estos sistemas aparezcan en Europa, no haremos nada allí; tampoco los tendremos en Asia Pacífico hasta que sean emplazados en esa región", ha asegurado en una entrevista con el canal Rossiya 24.

El ministro ha recordado que Rusia nunca había renunciado al diálogo con EEUU sobre los misiles de alcance medio y más corto.

"Lo hemos estado proponiendo todo el tiempo entre febrero y agosto", dijo el ministro, en referencia al lapso de tiempo durante el que EEUU suspendió sus compromisos con el Tratado INF, hasta oficializar su retirada el pasado día 2.

Estados Unidos completó ese día su retirada de un acuerdo --firmado por Washington y Moscú en 1987-- que Rusia ya había dejado de aplicar por su parte, ante la negativa de Moscú a destruir sus misiles SSC-8, que la Estados Unidos y la OTAN aseguran contravienen el Tratado.

Rusia ha negado categóricamente las acusaciones y responsabilizado por contra a Estados Unidos de desplegar en Rumanía y Polonia sistemas de lanzamiento de misiles de crucero.

El Kremlin, nada más conocer la ratificación de Washington, solicitó una moratoria sobre sus misiles, como Putin declaró tácitamente sobre la presencia de los sistemas norteamericanos, concretamente el MK-41.

Rusia ha negado desde el primer momento que haya incumplido cualquier aspecto del acuerdo desde la razón objetiva de la retirada de Estados Unidos. Estos misiles, argumenta el Kremlin, quedan fuera de del rango de autonomía prohibido por el tratado (entre 500 y 5.500 kilómetros). Por ello, se ha negado a destruir este nuevo sistema, como exige Estados Unidos.

Contador

Para leer más