Actualizado 10/07/2020 20:05:05 +00:00 CET

Rusia y China vetan un intento de última hora para prorrogar la entrega de ayuda transfronteriza en Siria

Una mujer y un niño en un campamento de desplazados en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria
Una mujer y un niño en un campamento de desplazados en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria - Anas Alkharboutli/dpa - Archivo

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Rusia y China han vetado este viernes un intento de última hora de aprobar una resolución sobre la entrega de ayuda humanitaria transfronteriza en Siria desde Turquía durante los próximos seis meses, ante un plazo que expira durante esta misma jornada.

La votación del proyecto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se ha saldado con trece votos a favor y dos en contra, los de Rusia y China, que cuentan con derecho a veto en el organismo internacional.

El veto se ha producido dos días después de que ambos países paralizaran una prórroga del sistema de fronteras que permite el traslado de ayuda humanitaria a la población civil de Siria, en vigor desde 2014. Asimismo, fue rechazada una propuesta alternativa presentada por Moscú.

En una primera reacción a la votación, la delegación británica ante el Consejo de Seguridad ha lamentado que "Rusia y China siguen frustrando los esfuerzos del Consejo para garantizar que se entrega ayuda a la gente que sufre en el noroeste de Siria".

En esta misma línea se ha expresado la representante estadounidense ante la ONU, Kelly Craft, quien ha criticado que "Rusia y Chian están usando la política para impulsar al régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al Assad mientras más de tres millones de personas necesitan ayuda desesperadamente".

"No podemos permitir que cierre el paso fronterizo de Bab al Asalam, por donde entra el 30 por ciento de la ayuda del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) a Siria. Las vidas de 500.000 niños están en riesgo", ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter.

Por su parte, la delegación rusa ha sostenido que "se ha visto nuevamente forzada a votar en contra" del borrador, presentado por Bélgica y Alemania, y ha sostenido que "es uno antiguo y con la misma postura sesgada y desconectada de la realidad sobre el terreno".

"No debemos olvidar que el mecanismo fue establecido en 2014 como una medida urgente, excepcional y temporal", ha dicho, antes de agregar que "no hay duda de que contradice el Derecho Humanitario y socava la soberanía de Siria".

En este sentido, ha manifestado que "para el país en guerra la propuesta fue un compromiso difícil pero necesario para dar ayuda a las personas que la necesitaban" y ha agregado que Moscú ha denunciado "problemas" en los trabajos de entrega de ayuda que "siguen sin resolverse".

RUSIA PIDE TRABAJAR CON DAMASCO

Moscú ha defendido que Naciones Unidas debería trabajar más de cerca con el Gobierno de Siria "en lugar de depender continuamente de mecanismos temporales y extraordinarios", al tiempo que ha argüido que "no se puede ignorar el impacto negativo del régimen de sanciones" por parte de Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Así, ha dicho que estas sanciones "ignoran totalmente" el llamamiento del secretario general de la ONU, António Guterres, a favor de su retirada a causa de la pandemia de coronavirus y, además no afectan "a áreas que están más allá del control de las autoridades legítimas sirias".

Por su parte, la delegación china ha destacado que Pekín "apoya a la comunidad internacional a la hora de incrementar los esfuerzos humanitarios en Siria, siempre y cuando se respete la soberanía e integridad territorial" del país.

"China no se opone a mantener el mecanismo transfronterizo en esta etapa", ha señalado a través de un comunicado, si bien ha incidido en que "debe ser ajustado de forma acorde a la luz de los acontecimientos sobre el terreno".

Igualmente, se ha sumado a Moscú en las críticas contra las sanciones aplicadas contra Damasco y ha manifestado que "años de sanciones ilegales han causado el caos en el desarrollo económico y social de Siria, exacerbado la crisis humanitaria y debilitado la capacidad de Siria para responder a la COVID-19".

"Estados Unidos dice que se preocupa por el sufrimiento de los civiles sirios, pero ha impuesto nuevas sanciones ilegales contra Siria a través de la llamada Ley César", ha criticado, antes de agregar que estas medidas punitivas "han socavado gravemente la capacidad de Siria de movilizar recursos, desarrollar la economía y mejorar el bienestar de la población".

Por ello, ha argumentado que "esto no puede solucionarse a través de las llamadas exenciones humanitarias" y ha reiterado que Estados Unidos "ha politizado los asuntos humanitarios" y "ha devastado el sustento del pueblo sirio".

El organismo tenía hasta este viernes para acordar una medida que sustituya a los corredores de envío de ayuda humanitaria. Si no, este soporte humanitario del que dependen casi tres millones de personas, quedará paralizado.

Contador

Para leer más