Actualizado 03/09/2017 09:37 CET

Al Shabaab asegura que ha matado a 26 militares en un ataque en el sur de Somalia

Milicianos de Al Shabaab
FEISAL OMAR/REUTERS

NAIROBI, 3 Sep. (Reuters/EP) -

El grupo terrorista somalí ha asegurado que ha matado este domingo por la mañana a al menos 26 militares en un ataque contra una base del Ejército somalí cerca de la ciudad portuaria de Kismayo, en el sur del país.

Un oficial del Ejército somalí ha confirmado que se ha registrado un ataque contra la base pero no ha dado detalles sobre víctimas ni heridos.

El grupo terrorista islamista Al Shabaab ha reivindicado la autoría del ataque y ha asegurado que ha acabado con la vida de al menos 26 militares, un balance que no ha sido confirmado por ninguna otra fuente.

"Sabemos que Al Shabaab ha atacado la base y que se ha registrado una explosión y un intenso enfrentamiento pero no tenemos detalles sobre lo sucedido", ha explicado a Reuters desde Kismayo Mohamed Isa, un oficial del Ejército somalí. El ataque se ha registrado en la localidad de Bala Gudud, cercana a Kismayo.

La radio estatal también ha informado de que la base ha sufrido un ataque pero ha asegurado que todavía se desconoce el balance de víctimas y heridos. La base la utilizan conjuntamente el Ejército somalí y las fuerzas de la región semiautónoma de Jubalandia, en el sur de Somalia.

Varios vecinos de Bala Gudud han dicho que han escuchado una explosión y un intercambio de disparos poco después del primer rezo musulmán del día.

El portavoz militar de Al Shabaab, Abdiasis Abu Musab, ha asegurado, en declaraciones a Reuters, que el grupo terrorista ha lanzado el ataque. "Esta mañana, hemos atacado la base de Jubalandia cerca de Bala Gudud. Hemos matado a 26 soldados y hemos quemado dos coches", ha señalado.

Tras el ataque, los milicianos han abandonado la base tras hacerse con armamento, munición y varios vehículos. Al Shabaab es un grupo terrorista vinculado a Al Qaeda y que aspira a imponer una estricta interpretación de la ley islámica en toda Somalia. El grupo terrorista suele exagerar el número de bajas que causa con sus ataques.