6 de junio de 2020
 
Publicado 18/05/2020 23:11:02 +02:00CET

Siria amenaza con hacerse con la compañía Syriatel, propiedad de un primo de Al Assad, tras sus desacuerdos

El presidente de Siria, Bashar al Assad
El presidente de Siria, Bashar al Assad - -/SANA/dpa - Archivo

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Siria ha amenazado con hacerse con el control de la compañía de telecomunicaciones Syriatel, propiedad de Rami Majluf, primo del presidente, Bashar al Assad, y uno de los hombres más ricos del país, tras sus recientes críticas contra Damasco.

La Autoridad de Telecomunicaciones de Siria ha acusado a Syriatel de no haber pagado una serie de deudas que mantiene con el Tesoro "a pesar de la flexibilidad mostrada por el Gobierno", antes de recalcar que "han pasado dos semanas desde que expiró la fecha límite", según ha informado el diario progubernamental 'Al Baaz'.

Así, ha recalcado que "es una obligación recaudar (estas deudas) para el Tesoro a través de todas las vías legales" y ha advertido de que la compañía de Majluf "asume todas las consecuencias legales y operacionales de su negativa a devolver al Estado lo que le pertenece".

El Ministerio de Telecomunicaciones ha acusado además a través de un comunicado al primo de Al Assad de "practicar el engaño para evadir el pago de las deudas de su compañía", tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

Majluf, un importante magnate sirio, pidió en abril al presidente que diera tiempo a Syriatel para pagar las deudas que mantiene con el fisco y, desde entonces, ha incrementado sus ataques verbales contra las autoridades, que han amenazado con hacerse con la empresa.

El empresario afirmó el domingo que Syriatel estaba dispuesta a pagar este dinero para apoyar al Estado, pero negó que se tratara de impuestos. "Este dinero ha sido exigido de forma injusta", afirmó, en uno de los últimos vídeos publicados criticando a las autoridades.

Asimismo, ha advertido de que el colapso de la compañía sería "una gran catástrofe" para la economía del país, en un dramático giro de las alianzas, después de haberse enriquecido en el país como uno de los principales miembros de la élite siria, acusado de corrupción por importantes sectores de la población.

De hecho, los gobiernos de Estados Unidos y los países miembro de la Unión Europea (UE) han puesto a Majluf en sus listas de sanciones debido a sus lazos con el Gobierno de Bashar al Assad.

Sin embargo, durante las últimas semanas ha publicado una serie de vídeos para criticar a las autoridades y tildar las condiciones de vida en Siria como "lamentables", en un distanciamiento de la tradicional alianza de la familia Majluf --alauí, como la de Al Assad-- con el Gobierno.

Las disputas se retrotraen cerca de ocho meses, cuando el Estado empezó a desmantelar parte de su imperio y la milicia Al Bustan, creada para combatir del lado de las fuerzas progubernamentales en la guerra que estalló en 2011. Asimismo, disolvió en diciembre el Partido Social Nacionalista de Siria (SSNP), encabezado en la sombra por Majluf desde 2005.

Las tensiones aumentaron el 3 de mayo, cuando el magnate recalcó que no pagaría el dinero reclamado por el Estado y advirtió a las autoridades de "un castigo divino" si mantenían sus exigencias, según ha recogido el 'think tank' Center for Global Policy.

En respuesta, la Guardia Republicana desmanteló a plena luz del día los puestos de control en los alrededores de la residencia de Majluf en los alrededores de Damasco, en un gesto público de los desacuerdos existentes, si bien el empresario no ha sido arrestado.

Contador

Para leer más