Sudán del Sur es ya la mayor crisis de refugiados de África, con 1,5 millones

Actualizado 10/02/2017 16:11:52 CET
REUTERS

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha advertido este viernes de que Sudán del Sur se ha convertido ya en "la mayor crisis de refugiados de África", después de que 1,5 millones de sursudaneses se hayan visto obligados a abandonar el país a raíz del conflicto que estalló en diciembre de 2013.

"ACNUR está extremadamente alarmado por el ritmo actual de desplazamiento en Sudán del Sur, donde más de 1,5 millones de personas se han visto obligadas a abandonar el país" y otros 2,1 millones se encuentran desplazadas dentro, ha señalado en rueda de prensa el portavoz de la agencia de la ONU, William Spindler.

"Con este desplazamiento a gran escala, Sudán del Sur es ahora la mayor crisis de refugiados de África y la tercera mundial, después de Siria y Afganistán, con menos atención y niveles crónicos de falta de fondos", ha incidido el portavoz de ACNUR, que ha precisado que el 60 por ciento de quienes han abandonado el país son niños.

Durante 2016, más de 760.000 sursudaneses buscaron refugio en los países vecinos, es decir, una media de 63.000 al mes, mientras que más de medio millón han huido desde septiembre. Según Spindler, muchos de los niños que llegan a los países de la región presentan "niveles alarmantes de malnutrición" y tras haber sufrido "el impacto devastador de la brutalidad del conflicto".

La mayoría de los sursudaneses han buscado refugio en Uganda, donde hay ya unos 698.000, seguido de Etiopía, con 342.000; Sudán, con más de 305.000; Kenia, con unos 89.000; República Democrática del Congo (RDC), con 68.000, y República Centroaricana, con unos 4.900.

Los refugiados sursudaneses están siendo acogidos principalmente por "las comunidades más pobres de los países vecinos, bajo una inmensa presión con escasos recursos", ha destacado el portavoz. Aunque a ACNUR le anima la bienvenida que se ha dado a los refugiados sursudaneses, le preocupa "la falta de recursos para gestionar una de las mayores crisis de refugiados del mundo", ha añadido.

Según ha explicado, los esfuerzos de ACNUR junto con los países de la región "se están viendo lastrados por la grave falta de fondos". Por ello, ha pedido a los donantes que incrementen el respaldo a Sudán del Sur, después de que el llamamiento de fondos por 649 millones de dólares de 2016 solo recibiera el 33 por ciento de financiación. Para 2017, ACNUR ha pedido 782 millones para sus operaciones tanto en sudán del Sur como en los países vecinos.

Por otra parte, Spindler ha instado a "todas las partes implicadas en el conflicto a una resolución pacífica urgente de la crisis, sin la cual, miles de personas seguirán llegando a Uganda, Etiopía, Sudán, Kenia, RDC y RCA cada día".