Actualizado 07/03/2021 08:59 CET

Suiza vota este domingo en referéndum sobre la prohibición total del uso del velo para las mujeres

Imagen de archivo de una mujer con burqa en Jerusalén
Imagen de archivo de una mujer con burqa en Jerusalén - Ilia Yefimovich/dpa

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los suizos votan este domingo en referéndum una iniciativa destinada a prohibir el uso del velo a las mujeres del país, en un plebiscito criticado por ONG como Amnistía Internacional, que consideran su posible aprobación como un acto de discriminación.

La iniciativa ha sido impulsada por los diputados de la formación conservadora Unión Democrática de Centro (UDC), que quiere prohibir el uso del burka o el niqab, así como otras formas no religiosas de ocultar el rostro, y ha sido rechazada por el resto de partidos del espectro político suizo.

Desde la UDC, por contra, se argumenta que esta prohibición contribuiría a impedir atentados terroristas y otras formas de violencia, y facilitaría la promoción de la igualdad de género liberando a las mujeres que están "controladas, oprimidas y cautivas", informa el portal de noticias Swiss Info.

De momento, tanto el Gobierno como las cámaras federales recomiendan rechazar la iniciativa. Han elaborado una contrapropuesta indirecta, que entrará en vigor si la iniciativa recibe la negativa de los electores, y prevé la obligación de mostrar el rostro cuando sea necesario a efectos de identificación, por ejemplo, en la administración pública o en el transporte público.

Por su parte, la directora de Amnistía Internacional Suiza para los derechos de las mujeres, Cyrielle Huguenot, ha avisado de que "la prohibición propuesta del velo no puede considerarse en modo alguno una medida para la liberación de las mujeres".

"Al contrario", ha apuntado, "es una política peligrosa que viola sus derechos, y tendría un efecto especialmente negativo en las mujeres musulmanas".

"Su efecto es el contrario: propone sancionar a las mujeres por su elección de vestimenta y, al hacerlo, socava las libertades que Suiza afirma respetar y defender", ha explicado sobre la posible prohibición, que "entraña el riesgo de estigmatizar a mujeres que pertenecen a un grupo ya de por sí marginado, consolidando los estereotipos sobre determinadas personas e incrementando la intolerancia."