Publicado 03/03/2021 14:13CET

Un tribunal ordena liberar al ex primer ministro Boubou Cissé y otros acusados de un complot contra el Gobierno de Malí

Archivo - El antiguo primer ministro de Malí Boubou Cissé
Archivo - El antiguo primer ministro de Malí Boubou Cissé - OFICINA DEL PRIMER MINISTRO DE MALÍ - Archivo

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Malí ha ordenado anular los procedimientos contra varios detenidos por su presunta participación en un plan para "desestabilizar" a las autoridades surgidas tras el golpe de Estado de agosto de 2020 y ha reclamado que todos ellos sean liberados.

"El tribunal de apelaciones de Bamako ha dado su veredicto en el caso de complot contra el Gobierno", ha dicho Kassoum Tapo, abogado del ex primer ministro Boubou Cissé, uno de los acusados en el caso, según ha recogido el portal de noticias Nord Sud Journal.

Así, ha resultado que el tribunal "ha anulado los procedimientos, las órdenes de arresto del juez de instrucción y la puesta en libertad inmediata de todos los acusados". "La anulación de los procedimientos pone fin a este asunto", ha argüido Tapo.

La Fiscalía de Malí abrió el 31 de diciembre una investigación contra Cissé, quien precisamente fue apartado del cargo durante el golpe contra el entonces presidente Ibrahim Boubacar Keita y permaneció detenido durante un tiempo por los militares, y otras cinco personas por su presunto papel en un complot.

Los otros detenidos eran Mahamadou Koné, Vital Robert Diop, Souleymane Kansaye, Aguibou Macky Tall y Youssouf Mohamed Bathily, un locutor de radio conocido como Ras Bath, debido a los "indicios graves de hechos que hacen presumir la existencia de una empresa criminal", según la Fiscalía.

En un primer momento también fue detenido Sékou Touré, secretario general de la Presidencia, si bien fue posteriormente puesto en libertad, dado que, debido a su cargo, todo lo relativo a su implicación ha sido trasladado al Tribunal Supremo.

Tras producirse los arrestos, el propio Cissé se desvinculó públicamente de ellos. Así, sostuvo que era "un intento odioso" de desacreditarle. "No estoy vinculado, de forma directa, indirecta ni de ninguna otra forma, a ningún proyecto de desestabilización de las instituciones de mi país y desafío a que se presenten pruebas en contra de esto", dijo.

Las autoridades de transición surgieron tras un acuerdo sobre una 'hoja de ruta' de cara a la celebración de elecciones en el país africano tras la asonada del 18 de agosto contra Keita, que tuvo lugar después de meses de movilizaciones contra su Gobierno.

Para leer más