Trump asegura que "no tiene prisa" en cerrar un acuerdo comercial con China

Publicado 30/06/2019 0:35:21CET
Donald Trump y Xi Jinping
Donald Trump y Xi Jinping - REUTERS / KEVIN LAMARQUE

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha indicado este sábado que aunque su reunión con el mandatario chino, Xi Jinping, ha ido mejor de lo esperado, "no tiene prisa" en cerrar un acuerdo comercial.

"Hemos iniciado conversaciones de nuevo con China, dado que nuestra relación con ellos sigue siendo muy buena. No tengo prisa, pero las perspectivas son positivas", ha señalado Trump a través de su cuenta en la red social Twitter. "La calidad de estas negociaciones es más importante para mí que la velocidad", ha añadido.

Además, Donald Trump se ha congratulado por la reanudación este sábado de las negociaciones comerciales con China tras meses de tensión, y ha asegurado que, los beneficios de este acercamiento se percibirán de manera casi inmediata.

"Por ahora ni vamos a levantar los aranceles existentes ni vamos a imponer aranceles nuevos. Nos quedan aproximadamente unos 350.000 millones de dólares en balanza comercial sobre los que podríamos aplicarlos, pero de momento voy a hablar con China", manifestó, corroborando una información avanzada horas antes por la agencia oficial de noticias china Xinhua.

También ha confirmado este sábado que las compañías norteamericanas podrán volver a suministrar material a la tecnológica Huawei. Trump decide así revertir una decisión por la que prohibía a estas compañías entablar relaciones comerciales bajo la sospecha de que Huawei, principalmente conocida por sus teléfonos móviles, podría suponer una amenaza para la seguridad nacional.

La reunión entre Trump y el presidente chino, Xi Jinping, ha sido observada con extraordinario interés por la comunidad internacional con la esperanza de que alivie la tensión entre ambos estados en vez de sumir a las dos economías más grandes del mundo en una guerra comercial más intensa.

La disputa ya le ha costado a las empresas de ambos países miles de millones de euros y ha afectado a las líneas de producción y suministro.