Trump dice que el Congreso de EEUU participará en la respuesta de Washington al caso de Yamal Jashogi

Donald Trump
REUTERS / KEVIN LAMARQUE - Archivo
Actualizado 19/10/2018 23:15:29 CET

SCOTTSDALE (ESTADOS UNIDOS), 19 (Reuters/EP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este viernes que el Congreso del país norteamericano participará en la toma de decisiones de la respuesta de Washington a la desaparición del periodista Yamal Jashogi, visto por última vez el 2 de octubre tras entrar al consulado de Arabia Saudí en la localidad turca de Estambul.

"Voy a tener a un Congreso mucho más involucrado en la toma de decisiones de lo que se va a hacer", ha señalado en declaraciones desde la localidad de Scottsdale, ubicada en el estado de Arizona.

"También se sienten muy convencidos al respecto. Así que haré esto con el Congreso", ha subrayado, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters. El Congreso está controlado por los republicanos.

Al ser consultado si una de las medidas bajo consideración era la aplicación de sanciones, Trump ha respondido: "Podría ser, podría ser".

"Vamos a averiguar quién sabía qué, cuándo y dónde. Y lo resolveremos", ha agregado el mandatario, quien se ha mostrado reacio a poner en peligro los principales acuerdos de ventas de armas con Riad.

"Arabia Saudí ha sido un gran aliado nuestro. Es por eso que esto es tan triste (...) Arabia Saudí ha sido un gran aliado, ha sido un tremendo inversor en Estados Unidos", ha recalcado.

Las autoridades de Turquía han iniciado este viernes los interrogatorios de varios trabajadores del consulado saudí en el marco de la investigación por la desaparición del periodista.

El ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha asegurado durante la jornada que Turquía no ha compartido con nadie los audios que presuntamente confirmarían el asesinato del periodista en el interior del consulado.

"Tenemos cierta información y pruebas" sobre la desaparición de Jashogi, ha reconocido Cavusoglu, según informa el diario 'Hurriyet', precisando que Ankara hará público todo el material del que dispone una vez concluya la investigación.

Las autoridades turcas sospechan que Jashogi, que acudió al consultado a realizar unos trámites y nunca salió del edificio, fue torturado, asesinado y descuartizado por un grupo de saudíes, incluido un experto forense, que viajaron expresamente a Estambul el 2 de octubre.

La Policía de Turquía está llevando a cabo también una investigación en un bosque situado en los alrededores de la localidad de Estambul y en una zona rural situada en los alrededores de la localidad de Yalova en el marco de la investigación por la desaparición de Jashogi.

Fuentes oficiales citadas por Reuters señalaron el jueves que los agentes trabajan ahora en el bosque Belgrado, adyacente a Estambul, y en los alrededores de Yalova, situada 55 kilómetros al sur de la ciudad.

"Las investigaciones han llevado a algunas sospechas sobre que sus restos (del periodista) podrían estar en Yalova y el bosque Belgrado, por lo que la Policía está buscando en esas zonas", indicaron.

El propio Trump afirmó el jueves que "ciertamente parece" que el periodista está muerto. Asimismo, resaltó que, si se demuestra la responsabilidad de Arabia Saudí en lo ocurrido, sopesará "consecuencias muy graves" para su aliado en la región.

"A menos que el mayor de los milagros tenga lugar, reconoceré que está muerto. Esto se fundamenta en todo, informes de Inteligencia llegando de todas partes", dijo posteriormente en una entrevista concedida al diario 'The New York Times'.

La situación podría tensar aún más las relaciones entre Turquía y Arabia Saudí, dañadas en 2017 cuando Ankara decidió mantenerse del lado de Qatar tras la imposición de un bloqueo a Doha por parte de varios países de la región, encabezados por Riad.

Jashogi es un antiguo editor de diarios saudíes que reside en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos. Como periodista ha entrevistado al fallecido líder de Al Qaeda Usama bin Laden. Durante la jornada, 'The Washington Post' ha publicado una columna en blanco bajo su nombre.

Asimismo, ha escrito varias columnas criticando las políticas saudíes hacia Qatar y Canadá, así como la intervención de la guerra en Yemen y la represión contra activistas y medios de comunicación del país.