Trump pide esperar a que se confirme lo ocurrido a Jashogi antes de tomar "medidas enérgicas" contra Arabia Saudí

Trump y el pastor estadounidense Andrew Brunson
CASA BLANCA
Actualizado 13/10/2018 21:10:46 CET

El mandatario recuerda no obstante que una suspensión del acuerdo armamentístico con Riad supondría un golpe duro para la economía nacional

NUEVA YORK, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado este sábado que no tiene intención de suspender el multimillonario acuerdo armamentístico firmado con Arabia Saudí en represalia por la desaparición y presunta muerte del periodista saudí, residente en EEUU, Yamal Jashogi; ha pedido paciencia hasta conocer todos los detalles y ha recordado que existen otras medidas "enérgicas" que se pueden adoptar como contraataque.

"Tenemos que ver lo que ha ocurrido. Lo que más deseamos es que no esté muerto, pero lo cierto es que esto no pinta bien", ha lamentado el presidente en comparecencia ante los medios. "Voy a llamar al rey Salmán de Arabia Saudí, esta noche o mañana, me parece que es lo apropiado", ha declarado.

El periodista entró el 2 de octubre en el consulado saudí de Estambul para obtener unos papeles que necesitaba para su próxima boda. Su pista se pierde ese día, a pesar de que las autoridades saudíes han insistido en que Jashogi salió del consulado y niegan cualquier tipo de incidente en el interior del edificio.

El periódico 'The Washington Post', con el que Jashogi colaboraba como columnista, publicó el viernes que el Gobierno de Turquía ha asegurado a autoridades de Estados Unidos que las grabaciones de sonido e imagen que ha recabado en estos últimos días demuestran que el periodista fue asesinado dentro del consulado.

La existencia de estas pruebas explicaría por qué Turquía responsabilizó tan directamente a Arabia Saudí de la muerte del periodista, si bien la parte turca ha evitado revelar las vías por las que obtuvo grabaciones, en la medida en que el supuesto crimen se produjo en un edificio oficial inmune a priori a las redes de espionaje.

Trump, acompañado del pastor Andrew Brunson -- liberado por Turquía el viernes, en un evento que según Trump, "no guarda relación alguna con lo acontecido al periodista saudí"--, ha reiterado que quiere conocer lo sucedido antes de tomar una decisión, pero que ahora mismo no contempla suspender el multimillonario acuerdo, firmado por valor de 110.000 millones de dólares.

"Desde un punto de vista de desarrollo, de relaciones... ha sido un pedido tremendo para nuestras compañías, casi todos nuestros estados están involucrados. Nos castigaríamos a nosotros mismos", ha dicho. "Pero hay otras medidas, medidas enérgicas, que podemos tomar", ha dicho, sin dar más detalles.

"Nos lo estamos tomando muy en serio. Pero ahora mismo la realidad es que no sabemos lo que ha sucedido. Y son 110.000 millones. Pensad en ello. Sería muy estúpido por nuestra parte", ha añadido.