Turquía afirma que Jalifa Haftar "no quiere alcanzar la paz" ni "compartir el poder" en Libia

Publicado 15/01/2020 18:19:06CET
El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu
El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu - Scherbak A.A/Russian Foreign Min / DPA - Archivo

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha afirmado este miércoles que el mariscal de campo Jalifa Haftar, que encabeza una ofensiva militar contra el gobierno de unidad en la capital de Libia, Trípoli, "no quiere alcanzar la paz".

"No quiere compartir el poder y la autoridad con nadie", ha dicho, después de que Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país, abandonara una cumbre en Moscú sin firmar un alto el fuego aceptado la semana pasada.

Cavusoglu ha indicado que Turquía, uno de los principales apoyos internacionales del gobierno de unidad, "no quiere usar el poder duro" en Libia. "Por eso hicimos esfuerzos intensos para un alto el fuego e incluir a todas las partes en el proceso", ha explicado.

"Hay una verdad, y es que Haftar no quiere alcanzar la paz", ha sostenido Cavusoglu, quien ha expresado su apoyo a la reunión que tendrá lugar el domingo en el conocido como Proceso de Berlín, según ha informado el diario turco 'Daily Sabah'.

"¿Es posible que Haftar vaya a Trípoli a mantener reuniones allí o que el gobierno de unidad vaya a Tobruk?", se ha preguntado, en referencia a la ciudad en la que tienen su sede las autoridades orientales.

En esta misma línea se ha expresado el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, quien ha acusado a Haftar de aplazar de forma deliberada la firma del alto el fuego en el país africano para socavar el papel de Turquía y Rusia en el proceso.

"A algunas potencias no les ha gustado el dominio turco-ruso en el impuso por la paz. Han dado consejos a Haftar, que no ha quemado totalmente los puentes, pero ha puesto en pausa el alto el fuego", ha argüido.

Akar ha expresado su deseo de que Haftar y el primer ministro del gobierno de unidad, Fayez Serraj, acudan a la reunión en Berlín. "Estamos a favor del alto el fuego y la paz. No queremos que continúen los enfrentamientos", ha agregado.

"Los esfuerzos deben centrarse en el alto el fuego para que las partes libias puedan participar en conversaciones para una solución política", ha dicho, al tiempo que ha agregado que "es demasiado pronto para sugerir que el alto el fuego ha colapsado totalmente".

Por último, ha alertado que lo peor que podría pasar es que el conflicto continúe, si bien ha agregado que Ankara "mantendrá su apoyo" al gobierno de unidad si esto pasa, tal y como ha recogido el diario turco 'Hurriyet'.

"No queremos que haya una guerra contra cualquier otra potencia en Libia. Creo que tampoco ellos quieren verse cara a cara con Turquía", ha remachado, en aparente referencia a Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudí, quienes apoyan a Haftar.

Ankara ha enviado tropas a Libia en apoyo de Serraj y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que permanecerán en el país hasta que haya libertad y estabilidad, esgrimiendo los vínculos históricos con Libia.

LA OFENSIVA DE HAFTAR

Haftar lanzó su ofensiva en abril de 2019, durante una visita al país del secretario general de la ONU, António Guterres, y diez días antes del inicio de una conferencia nacional que estaba en el centro del proceso de paz impulsado por el representante especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé.

Asimismo, anunció a mediados de diciembre el inicio de la "batalla final" y la "hora cero" por Trípoli y ordenó a sus fuerzas avanzar hacia la ciudad. En este contexto, las fuerzas de Haftar tomaron por sorpresa la semana pasada la ciudad de Sirte, en un duro golpe al gobierno de unidad.

Es por ello que, en los últimos días, tanto la Misión de Apoyo de la ONU en Libia (UNSMIL) como la Unión Europea han dado la voz de alarma ante la escalada del conflicto en el que está sumido el país desde la muerte del sátrapa Muamar Gadafi en 2011 y la guerra contra Estado Islámico.

Desde el inicio de las hostilidades, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha logrado acordar ningún comunicado o resolución sobre la campaña, que se ha saldado hasta ahora con cientos de civiles muertos y heridos y más de 120.000 desplazados.

Contador

Para leer más