Turquía subraya que está "decidido" a "limpiar" el noreste de Siria de "terroristas"

Actualizado 07/10/2019 10:22:18 CET
Mevlut Cavusoglu
Mevlut Cavusoglu - REUTERS / HEINZ-PETER BADER - Archivo

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Turquía ha recalcado este lunes que está "decidido" a "limpiar" el noreste de Siria de "terroristas", horas después de que la Casa Blanca afirmara que Ankara lanzaría próximamente una ofensiva en la zona contra las fuerzas kurdas.

"Estamos decididos a garantizar la supervivencia y seguridad de Turquía limpiando la región de terroristas", ha dicho el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, a través de su cuenta en la red social Twitter.

Asimismo, ha recalcado que Ankara "ha apoyado la integridad territorial de Siria desde el inicio de la crisis y seguirá haciéndolo" y ha agregado que sus acciones "contribuirán a garantizar la seguridad, paz y estabilidad en Siria".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido dar 'luz verde' a una ofensiva militar turca contra las fuerzas kurdas presentes en el norte de Siria, aliadas de Washington en la lucha contra Estado Islámico.

Así, la Presidencia del país norteamericano ha resaltado que Trump ha hablado con su homólogo, Recep Tayyip Erdogan, y que "Turquía iniciará pronto su largamente planeada operación en el norte de Siria", en lo que supone un importante giro de la política estadounidense en el país.

"Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no apoyarán ni estarán involucradas en la operación", ha dicho, antes de agregar que estas fuerzas "tras haber derrotado el 'califato' territorial de Estados Unidos, no estarán en la zona inmediata".

Poco después, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), encabezadas por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), han confirmado la retirada de las fuerzas estadounidenses y han recalcado que "no dudarán en defenderse" ante una ofensiva militar turca.

"Pese a nuestros esfuerzos para evitar una escalada militar con Turquía y la flexibilidad que hemos mostrado para avanzar en el establecimiento de un mecanismo de seguridad fronteriza, para el que hemos cumplido con todas nuestras obligaciones, las fuerzas estadounidenses no han cumplido las suyas y se han retirado de las zonas fronterizas con Turquía", han dicho las FDS.

En su comunicado, publicado en su página web, el Comando General de las FDS ha advertido de que "una operación militar turca en el norte y el este de Siria tendrá un impacto significativamente negativo para la guerra contra Estado Islámico y destruirá todo lo que se ha logrado para estabilizar la zona durante los últimos tres años".

"Nosotros, en las FDS, no dudaremos ni un momento a la hora de defendernos y pedimos a todas las sectas, árabes, kurdos, siriacos y asirios, que unan fuerzas para estar junto a las fuerzas legítimas y defender nuestro país de la agresión kurda", ha remachado.

La decisión de Trump abre la puerta a una ofensiva militar turca en el norte de Siria contra las YPG. Turquía considera al grupo como terrorista por sus lazos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y ha reclamado en numerosas ocasiones a Estados Unidos que le retire su apoyo.

Erdogan y otros altos cargos del Gobierno turco han insistido desde hace meses en la necesidad de una operación similar pero de mayor escala para crear una 'zona segura' para Ankara.

ERDOGAN CONFIRMA EL INICIO DEL REPLIEGUE

Por su parte, Erdogan ha confirmado en unas breves declaraciones que las tropas estadounidense han empezado a retirarse de varios puntos del noreste de Siria, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

"El proceso de retirada de Estados Unidos ha comenzado", ha dicho. Fuentes oficiales estadounidenses citadas por la agencia de noticias Reuters han indicado que las fuerzas norteamericanas han abandonado dos puestos de observación en Tel Abyad y Ras al Ain.

Erdogan ha desvelado además que tiene entre sus planes mantener una reunión con Trump a mediados de noviembre.

En este sentido, ha indicado que durante su encuentro abordarán la situación del proyecto del F-35 y los últimos acontecimientos relacionados con la situación en Siria.

La Casa Blanca anunció en julio que Turquía quedaba excluida del programa de aviones F-35 desarrollado por la OTAN debido a su decisión de comprar el sistema de defensa antiaérea ruso S-400, en medio de las tensiones diplomáticas al respecto.

"Desafortunadamente, la decisión de Turquía de comprar el sistema de defensa antiaérea ruso S-400 hace imposible que continúe su participación en el F-35", ha señalado la Presidencia del país norteamericano en un comunicado.

En respuesta, el Gobierno de Turquía recalcó que "esta decisión unilateral es incompatible con el espíritu de alianza y no se fundamenta en ninguna justificación legítima".

Contador

Para leer más