Actualizado 10/08/2020 16:04:23 +00:00 CET

Turquía vuelve a desplegar un buque de prospección en el Mediterráneo oriental pese a las disputas con Grecia

Retrato de Erdogan junto a una bandera de Turquía
Retrato de Erdogan junto a una bandera de Turquía - Altan Gocher/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Las autoridades de Turquía han vuelto a desplegar este lunes el buque de prospección 'Oruc Reis' en el Mediterráneo oriental para la realización de actividades de exploración a pesar de las disputas marítimas con Grecia.

"Nuestro buque ha alcanzado la zona de operaciones tras salir de Antalia y realizará una nueva misión en el Mediterráneo. 83 millones de turcos te apoyan, 'Oruc Reis'", ha manifestado el ministro de Energía y Recursos Naturales del país, Fatih Donmez, según informaciones de la agencia Anatolia.

En este sentido, ha especificado que las actividades de exploración de hidrocarburos por parte de Ankara en el Mediterráneo y mar Negro continuarán "sin detenerse" para alcanzar la "independencia energética turca".

El buque en cuestión se encuentra acompañado de otras dos embarcaciones auxiliares y comenzará este lunes, si bien la misión finalizará el próximo 23 de agosto.

El viernes, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció la reanudación de estas actividades pese a las disputas en la zona. Para ello, defendió que la reanudación se debe, en gran medida, al incumplimiento por parte de Atenas de las promesas realizadas en el marco del aumento de la tensión entre ambos países.

"Habíamos detenido la perforación exploratoria, pero vamos a reanudarla. Firmamos un acuerdo con Libia y seguiremos realizándolo con determinación", aseguró el mandatario turco en relación con el pacto alcanzado a finales de 2019 con el gobierno de unidad de Libia reconocido por Naciones Unidas. Según Ankara, dicho acuerdo traza las fronteras marítimas de ambos países no muy lejos de la isla griega de Creta.

Erdogan justificó así su cambio de parecer con la firma de un acuerdo entre Egipto y Grecia, en el que establecen una demarcación marítima con una zona económica exclusiva entre ambos países. "No teníamos mucha confianza en Grecia y aún así detuvimos las actividades durante casi cuatro semanas porque (Angela) Merkel nos lo pidió. Ahora Grecia ha faltado a sus promesas", destacó.

ATENAS PIDE DETENER LAS ACTIVIDADES EN LA ZONA

El Gobierno griego ha pedido a las autoridades turcas acabar con sus "acciones ilegales" al sur de la isla de Castelorizo, en el Egeo, y ha descrito las operaciones como una nueva y grave "escalada" de tensión que expone el papel "desestabilizador y amenazante" de Turquía.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores del país heleno ha recalcado que no "aceptará el chantaje". "Defenderemos nuestros derechos soberanos", recoge el texto, que informa, además, de la emisión de un mensaje a través del sistema de navegación Navtex para contrarrestar las maniobras turcas en la región.

Para Atenas, las declaraciones de Turquía sobre su disponibilidad a "reanudar el diálogo" no son más que un "pretexto". El ministro de Estado griego, Giorgos Gerapetritis, ha indicado que el 'Oruc Reis' no está transmitiendo a través del sistema de identificación automática, si bien ha sido monitorizado por la Armada griega.

"Estamos preparados política y operativamente", ha manifestado Gerapetritis en declaraciones a la cadena de televisión ERT. "La mayor parte de nuestra flota está preparada en este momento para hacer todo lo necesario. Nuestros barcos están preparados", ha añadido.

La última escalada de tensión entre Turquía y Grecia se refiere al aérea que va de la costa de la ciudad turca de Antalia a la de la isla griega de Kastellorizo, conocida como Meis en Turquía. El Gobierno turco argumenta que su placa continental debe medirse según la zona continental y que el área al sur de la isla griega, a escasos kilómetros de dicha isla, cae por tanto dentro de su zona exclusiva.

Por su parte, Grecia dice que sus islas deben tenerse en cuenta para delimitar su placa continental, en línea con la Ley del Mar de Naciones Unidas, concediéndose el único derecho a pesar de la proximidad de la isla a Turquía. Turquía no ha ratificado esa ley.

Para leer más