Tusk dice que el destino del Brexit está "en manos de los británicos"

EU Summit in Brussels
Christophe Licoppe/BELGA POOL/dp / DPA
Publicado 22/03/2019 18:18:50CET

BRUSELAS, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha avisado este viernes a los británicos de que el desenlace del Brexit está en sus manos y que la Unión Europea está preparada "para lo peor", aunque sigue "esperando lo mejor" del periodo de gracia que los Veintisiete han aceptado conceder a Reino Unido para retrasar al menos unas semanas el divorcio y preparar una salida ordenada.

El bloque ha fijado un calendario alternativo al Brexit oficial que incluye una salida ordenada el 22 de mayo --con la condición de que el acuerdo de retirada sea aprobado la semana próxima en el Parlamento británico--, pero también una salida automática el 12 de abril si fracasa el acuerdo y no pactan antes una solución alternativa.

El nuevo calendario contempla también la posibilidad de que las partes negocien una prórroga más larga en caso de no acuerdo, sabiendo que ello obligaría a Reino Unido a convocar las elecciones europeas de mayo.

"Esto quiere decir que todo es posible: un acuerdo, una prórroga larga o revertir el artículo 50 (...) El destino del Brexit está en manos de los amigos británicos", ha resumido Tusk en una rueda de prensa al término del Consejo europeo.

El político polaco ha asegurado que ante estos escenarios, la Unión Europea "está preparada para lo peor, pero espera lo mejor", tras lo que ha añadido que "la esperanza es lo último que se pierde".

Mucho menos optimista, el primer ministro belga, Charles Michel, ha resumido las opciones a dos: "una es que haya un acuerdo la semana próxima y la otra es que ocurra un milagro". "No digo que no crea en los milagros, pero sé que son poco frecuentes", ha añadido Michel.

En cualquier caso, la Unión Europea se da por satisfecha con la solución hallada, porque, en palabras del presidente francés, Emmanuel Macron, no solo evita un divorcio traumático inmediato, sino que evita que "el proyecto europeo sea tomado como rehén".

La canciller alemana, Angela Merkel, ha apuntado que en caso de que el tercer voto del acuerdo en Westminster no sea positivo, los líderes de la Unión Europea volverán a reunirse con la primera ministra británica, Theresa May, antes del 12 de abril.

El motivo de haber marcado ese día como ultimátum es que se cumplirá también entonces el plazo para que Reino Unido convoque las elecciones al Parlamento Europeo, algo a lo que estará obligado si sigue siendo Estado miembro cuando se celebren los comicios, entre el 23 y el 26 de mayo.

Para leer más