Actualizado 16/01/2007 17:43 CET

UE.- La Comisión Europea obliga a Bélgica y Países Bajos a recortar un 7,6 y 5% la emisión de CO2 de sus industrias

Bruselas ha autorizado ya 12 planes nacionales y espera recibir el español en el mes de febrero

BRUSELAS, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea obligó hoy a Bélgica y a Países Bajos a reducir la cantidad de emisiones de CO2 que autorizarán a sus industrias durante el periodo 2008-2012 para que los planes que presentaron estos países se ciñan a los objetivos europeos del Protocolo de Kioto. En el caso belga, se permitirá la emisión de 58,5 millones de toneladas de CO2, un 7,6% menos de los 63,33 millones propuestos por su Gobierno, mientras que en el holandés se autorizaron 85,5 millones, un 5,08% menos que los 90,4 millones propuestos por La Haya.

Estas cifras superan la cantidad de emisiones verificada en 2005 en cada uno de los dos países. En Bélgica ascendió hasta los 55,58 millones de toneladas y en Países Bajos, a 80,35 millones.

Bélgica y Países Bajos son dos de los tres países sobre cuyos planes nacionales de emisiones (PNA) tenía previsto pronunciarse este martes el Ejecutivo comunitario. Sin embargo, fuentes comunitarias indicaron que el tercero, Chipre, decidió retirar su propuesta en el último minuto. Recordaron que ya existe un procedimiento de infracción contra Nicosia por el retraso en la presentación del plan que continuará su curso.

Los PNA establecen el tope máximo de emisiones de CO2 por parte de la industria y el reparto entre las diferentes empresas. Las compañías que contaminan más de lo que tienen autorizado tienen que comprar permisos a las industrias que se han quedado por debajo de su tope, lo que permite reducir la contaminación con el menor coste posible.

Cada país tiene que someter su PNA a la aprobación de la Comisión Europea, que los examina a la luz de 12 criterios para, entre otros aspectos, asegurar que los planes son coherentes con los compromisos de Kioto, tanto nacionales y como de la UE, o que no sean discriminatorios, estén conformes con las normas de competencia y ayudas públicas y cumplan también aspectos técnicos.

OTRAS CORRECCIONES

Bruselas puede aprobarlos completamente o sólo en parte y reclamar a las autoridades nacionales que modifiquen los aspectos no autorizados. Así, además de las reducciones de emisiones propuestas, Bélgica y Países Bajos deberán hacer otras correcciones en sus respectivos PNA.

Según informó Bruselas en un comunicado, Bélgica deberá facilitar más información sobre el tratamiento que recibirán las empresas que se incorporen al sistema de emisiones y eliminar los ajustes a posteriori propuestos.

Asimismo, la Comisión no permitirá que Países Bajos redistribuya las licencias detraídas del sector energético entre sectores basados en compras de electricidad y advierte a este país que la aplicación de factores como el de eficiencia energética, uso de emisiones históricas y redistribución de licencias no deben dar como resultado un nivel de licencias que exceda las necesidades de una instalación determinada.

También por lo que respecta al plan holandés, Bruselas señala que tienen que incluirse todas aquellas instalaciones que figuren en otros planes de emisiones, han de eliminarse los ajustes a posteriori y que la cantidad máxima créditos para proyectos Kioto no debe exceder el 10%.

El comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, afirmó que "la decisión de hoy refuerza la firme señal que dimos con la primera ronda de decisiones en noviembre relativa a que Europa está plenamente comprometida con el logro de los objetivos de Kioto y para hacer que el sistema de comercio de emisiones sea una exitosa arma para luchar contra el cambio climático que otros pueden emular".

Agregó que "la Comisión está analizando todos los planes nacionales de forma coherente para asegurar un igual trato de los Estados miembros y crear la necesaria escasez en el mercado europeo del carbón", criterios que, dijo, se aplican a los planes analizados hasta ahora y que se aplicaran a "todos los demás".

DOCE PLANES APROBADOS

Con la aprobación parcial de los planes belga y holandés son ya 12 los países de la UE que han presentado satisfactoriamente sus PNA a la Comisión. Ya lo han hecho también Alemania, Grecia, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Eslovaquia, Suecia y Reino Unido.

Estos diez países presentaron sus planes el pasado mes de noviembre. Entonces, las emisiones propuestas por Reino Unido, 246,2 millones de toneladas de CO2, fueron las únicas que Bruselas no revisó a la baja, aunque exigió a Londres la inclusión de las cuotas concedidas a las instalaciones industriales de Gibraltar.

Para los otros nueve casos, la Comisión reclamó reducciones de las tasas propuestas de una media del 7% y, tal y como ocurrió este martes con Chipre, Francia decidió retirar su propuesta en el último momento para revisarla.

La portavoz de Medio Ambiente del Ejecutivo comunitario, Barbara Helfferich, señaló que la evaluación del plan español está prevista para el mes de febrero y que de momento no hay abierto en Bruselas ningún expediente.