18 de febrero de 2020
 

La UE no aceptará cortar Internet por descargas ilegales

Actualizado 10/03/2010 21:13:42 CET

ESTRASBURGO (FRANCIA), 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea no aceptará que el Acuerdo Comercial Antipiratería (ACTA, por sus siglas en inglés) que está negociando con países como Estados Unidos, Japón o Corea del Sur cree la obligación de cortar la conexión a Internet a los usuarios que realicen descargas ilegales, según prometió a la Eurocámara el nuevo comisario de Comercio, Karel De Gucht.

El Parlamento aprobó este miércoles -por 633 votos a favor, 13 en contra y 16 abstenciones- una resolución en la que critica la falta de transparencia en las negociaciones y reclama que se le informe de cualquier avance. De lo contrario, la Eurocámara "se reserva el derecho de adoptar las actuaciones adecuadas, incluyendo la presentación de un recurso ante el Tribunal de Justicia para salvaguardar sus prerrogativas".

Los eurodiputados exigieron a la Comisión que impida que el acuerdo ACTA obligue a imponer en todos los Estados miembros un procedimiento de 'tres avisos', similar al adoptado por Francia, que permitiría cortar el acceso a Internet a los usuarios que se descarguen ilegalmente contenidos protegidos por derechos de autor.

"La UE no apoya y no aceptará que ACTA cree una obligación de desconectar a la gente de Internet por realizar descargas ilegales", dijo el comisario De Gucht durante el debate previo a la votación de la resolución. "La regla de los tres avisos o los sistemas de respuesta gradual no son obligatorios en Europa. Los diferentes Estados miembros tienen enfoques distintos, y queremos mantener esta flexibilidad, respetando plenamente los derechos fundamentales y las libertades civiles", señaló.

El comisario de Comercio se comprometió además a garantizar que ACTA no dificulte el acceso a medicamentos genéricos.

De Gucht recordó que estas negociaciones internacionales son "confidenciales", pero dijo que está de acuerdo en que la Eurocámara debe ser informada y anunció que está intentando convencer al resto de socios negociadores de la necesidad de "más transparencia".

De hecho, el comisario de Comercio se declaró partidario de publicar el borrador de las negociaciones, pero dijo que otros actores se oponen. No obstante, anunció que en la próxima ronda de negociaciones que tendrá lugar en abril presionará al resto de socios para publicar el texto.