La UE pide preservar el "estatus especial" de Jerusalén tras el cierre de la Iglesia del Santo Sepulcro

Actualizado 26/02/2018 19:25:46 CET

El bloque europeo y la Liga Árabe cooperarán para relanzar las negociaciones para lograr el objetivo de los dos estados

BRUSELAS, 26 (EUROPA PRESS)

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha instado este lunes a preservar el "estatus especial" de Jerusalén como ciudad Santa de las tres religiones monoteístas tras el cierre de la Iglesia del Santo Sepulcro en protesta por la política israelí de impuestos municipales y expropiaciones de terrenos y a evitar que el conflicto político degenere en un conflicto religioso, algo que sería todavía más problemático para la región y más allá.

El custodio franciscano de Tierra Santa, Francesco Patton, el patriarca armenio, Nourhan Manougian, y el patriarca griego Teófilo III anunciaron este domingo el cierre indefinido de la basílica --donde se encuentran los restos de la crucifixión y enterramiento de Jesús de Nazaret-- en protesta por la política israelí de impuestos municipales y expropiaciones de terrenos.

"Esperamos que se encuentre rápido una solución. Jerusalén es una Ciudad Santa para las tres religiones monoteístas. Este estatus especial y carácter de la ciudad debe preservarse y ser respetada por todos", ha avisado la jefa de la diplomacia europea en una comparecencia ante la prensa sin preguntas con el ministro de Exteriores jordano, Ayman al Safadi, que preside la delegación de ministros de Exteriores de la Liga Árabe desplazada a Bruselas para abordar con sus homólogos de la UE cómo relanzar las negociaciones de paz para lograr una solución de dos estados.

Mogherini ha reiterado el "pleno apoyo" del bloque al Rey de Jordania como custodio de los Lugares Santos de Jerusalén, que merecen "una atención especial", y ha dejado claro que los europeos seguirán trabajando con los países árabes para reanudar un "proceso político" que peritan avanzar "hacia el objetivo de dos estados".

En rueda de prensa posterior al almuerzo, ha insistido en la necesidad de "evitar pasos en falso que pueden venir de cualquier bando" y "reforzar todavía más las posiciones radicales" sobre el terreno y evitar, a toda costa, que el conflicto político en Oriente Próximo se convierta en un conflicto religioso, especialmente en Jerusalén. "Entonces, tendremos todos un problema mucho mayor del que tenemos hoy", ha alertado.

LA LIGA ÁRABE CARGA CONTRA ISRAEL Y EEUU

El jefe de la diplomacia jordana ha considerado que "la decisión sin precedentes de cerrar la Iglesia en protesta por la incautación israelí de sus activos y propiedades" pone de relieve que "la situación es insostenible". "La única manera de cambiarla es lograr una paz duradera, que garantice de nuevo que Jerusalén Este es la capital del Estado palestino y que los lugares santos están abiertos" a los seguidores de las tres religiones monoteístas, ha avisado.

"Su decisión y su declaración son una llamada para la acción contra esos actos ilegales y unilaterales" de Israel, que, ha recordado el jordano, "amenazan la identidad de la ciudad y la presencia de cristianos en la Tierra Santa" y ha insistido en la urgencia de garantizar que los lugares santos permanecen abiertos para musulmanes, cristianos y judíos. "Todos debemos poder rezar libremente", ha remachado.

El ministro jordano ha vuelto a cargar contra la decisión de Estados Unidos de trasladar su Embajada a Jerusalén en mayo. "Nuestra posición colectiva en el mundo árabe es muy clara sobre la ilegalidad de esta decisión. De acuerdo con el Derecho Internacional, Jerusalén es una cuestión del estatus final cuyo destino debe determinarse en negociaciones directas en conformidad con las resoluciones relevantes de la ONU", ha dicho.

"Jerusalén este es un territorio ocupado y debe ser la capital de un Estado palestino", ha remachado, al tiempo que ha insistido en el interés de "todos" por motivos de seguridad de resolver el conflicto en Oriente Próximo porque "el odio y la destrucción florecen" en ausencia de "un horizonte político" sobre el terreno.

"Jerusalén es clave para la paz. Debe ser un símbolo de paz", ha insistido.

El ministro de Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, ha avisado de que el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén "no es compatible con una solución de dos Estados" aunque ha admitido que sin su implicación los intentos por resolver el conflicto no funcionarán.

"La decisión de la Administración de EEUU de trasladar la embajada a Jerusalén y el estado actual de la financiación de UNRWA nos preocupa a nosotros y a nuestros amigos árabes igualmente", ha agregado Mogherini.

Mogherini ha asegurado que las posiciones entre la UE y la Liga Árabes son "coinciden ampliamente" y ha reiterado que la única solución "viable y realista" son los dos Estados, al tiempo que ha vuelto a dejar claro que "todos los asentamientos son ilegales y son un obstáculo para la paz".

Ambos han respaldado la iniciativa de paz árabe para avanzar en la resolución del conflicto en Oriente Próximo.

"Siempre hemos apoyado la iniciativa de paz árabe, que creemos que ofrece una oportunidad única para la cooperación regional, la paz y la seguridad y la prosperidad de todos los pueblos en la región", ha dicho Mogherini, mientras que el jordano también ha defendido que se trata de la iniciativa de paz "más completa". "No nos podemos permitir tirar la toalla", ha avisado.

Eso sí, Mogherini, que ha dejado claro en las últimas semanas que la implicación de Estados Unidos sigue siendo clave para que cualquier iniciativa tenga éxito, ha vuelto a insistir en que "nadie" quede excluido en los esfuerzos por avanzar en el proceso de paz. "Todos los socios son esenciales para este proceso. Nadie está excluido", ha dicho, si bien ha admitido que los socios de la Unión "clave" son los países árabes.

Para leer más