Actualizado 13/05/2022 15:34

Los unionistas de Irlanda del Norte bloquean el arranque parlamentario para reclamar cambios en el Brexit

El líder del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte, Jeffrey Donaldson
El líder del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte, Jeffrey Donaldson - Liam Mcburney/PA Wire/dpa

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El Partido Unionista Democrático (DUP) ha confirmado que no facilitará el arranque de la nueva legislatura en el Parlamento norirlandés como señal de protesta por el protocolo de Irlanda del Norte incluido en el acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La Asamblea norirlandesa está citada este viernes para la toma de posesión de sus nuevos responsables, después de que en las elecciones del 5 de mayo no fuese el DUP sino el nacionalista Sinn Féin el partido vencedor, en contra de lo que venía ocurriendo en todos los comicios previos desde los acuerdos de paz de 1998.

El líder unionista, Jeffrey Donaldson, ha anunciado que no facilitarán que se elija un nuevo presidente del Parlamento y que, por tanto, eche a andar la actividad parlamentaria, ya que considera que antes se deben resolver las dudas sobre el protocolo acordado en su día para evitar una 'frontera dura' en el Úlster.

Dicho protocolo prevé una serie de salvaguardas y controles en el paso de mercancías desde Gran Bretaña a la provincia para evitar distorsiones graves en el mercado único y la unión aduanera, ya que los norirlandeses se mantienen en este sistema europeo pese al divorcio con la UE.

"Las dudas unionistas sobre el protocolo de Irlanda del Norte no son simplemente una pelea política", ha esgrimido Donaldson, en un comunicado en el que ha hablado de "un daño económico y político" para el territorio que, en su opinión, apenas es "la punta del iceberg" de lo que pueda pasar si no se corrige el acuerdo.

Ya desde la Asamblea, el líder del DUP ha enfatizado ante los medios que quiere enviar un "claro mensaje" tanto a Londres como a Bruselas, para demostrar la importancia que le concede al protocolo. Ahora, ha añadido, "corresponde al primer ministro (Boris Johnson) explicar qué pretende hacer", según la BBC.

Para la vicepresidenta del Sinn Féin, Michelle O'Neill, que reivindica su derecho a ser ministra principal, la decisión del DUP es "vergonzosa" e implica un "castigo a la población". "Hoy es el día en que deberíamos formar un Ejecutivo que ponga dinero en los bolsillos de la gente y comience a arreglar el sistema sanitario", ha lamentado.

El DUP comparte sus críticas al protocolo norirlandés con el Gobierno central de Reino Unido, encabezado por Boris Johnson, pero esta posición es minoritaria en la Asamblea de Irlanda del Norte, ya que quienes la apoyan suman 37 diputados frente a los 53 que abogan por mantener los acuerdos tal como están.

Contador

Más información