Venezuela rechaza las acusaciones de Colombia sobre un presunto ataque terrorista

Publicado 30/03/2019 0:47:55CET

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Venezuela ha rechazado este viernes las "acusaciones infundadas" por Colombia sobre un supuesto ataque terrorista a sus unidades militares el pasado 26 de marzo.

El Ministerio de Defensa de la República de Colombia publicó un comunicado el 27 de marzo en el que informaba sobre un presunto ataque terrorista realizado un día antes, desde la ribera venezolana del río Arauca, en el sector La Yuca, contra unidades militares colombianas, generando heridas a un infante de Marina. Además, criticaban la existencia de este tipo de acciones en contra de las fuerzas públicas colombianas.

Sin embargo, el Gobierno venezolano ha explicado que varios efectivos militares venezolanos que realizaban labores de inspección a un muro de contención en el municipio Páez, en el estado Apure, fueron objeto de una "injustificada agresión por parte de una unidad de la Armada Colombiana, cuyas evidencias físicas y gráficas fueron recogidas por una comisión de investigación multidisciplinar a cargo de la 92 Brigada Caribe".

Ante esta situación han denunciado la que consideran una provocación por parte de las autoridades de Colombia, que se suma en su opinión, a los "sistemáticos actos de agresión contra las instituciones nacionales bajo la humillante tutela de Washington".

En este sentido, el Gobierno Bolivariano ha dicho que estas acusaciones son un nuevo intento de crear un "falso positivo" contra este país con el fin de justificar "eventuales agresiones a Venezuela, de personal paramilitar entrenado en territorio colombiano para ese fin", según han explicado en un comunicado de prensa.

Por último, el Gobierno de Venezuela ha ratificado que tanto la Fuerza Armada Nacional Bolivariana como los cuerpos de seguridad de la República actúan dentro del territorio nacional y mantienen presencia efectiva en los espacios fronterizos venezolanos, con el objetivo de "combatir las nefastas consecuencias de la violencia y el narcoparamilitarismo procedentes de Colombia"; unas consecuencias que, según han detallado, Venezuela ha sufrido desde hace décadas y que se han convertido en una "verdadera amenaza al orden interno, la estabilidad y la paz nacional".

Aún así han mostrado su compromiso "irrenunciable con la paz" y han exigido al Gobierno de Colombia que "cese en sus provocaciones en la frontera común y se dedique a atender la gravísima crisis humanitaria y de seguridad que padece su pueblo en esas regiones".

Contador

Para leer más