Actualizado 08/07/2015 22:31 CET

El vicepresidente durante el Gobierno de Saddam expresa su apoyo al Estado Islámico

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Izzat Ibrahim al Duri, quien fuera vicepresidente durante el Gobierno de Sadam Hussein, ha expresado este domingo su respaldo al Estado Islámico y ha subrayado que "la liberación de Bagdad está muy cerca", según ha informado el diario estadounidense 'The New York Times'.

"La mitad del territorio de Irak está fuera del control del Gobierno", ha dicho Al Duri en una grabación atribuida a él publicada a través de una cadena de televisión del país. Por el momento no se ha podido garantizar la veracidad de la misma.

"Lo que pasó en Nínive y Tikrit es lo más importante que ha tenido lugar en la historia iraquí y árabe", ha subrayado, en referencia a los avances del entonces Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS). Asimismo, ha respaldado "a los héroes y caballeros de Al Qaeda y el ISIS".

Al Duri es el líder del grupo insurgente Hombres del Ejército de la Orden Naqshbandia, un grupo formado por antiguos baazistas e islamistas que ha participado en los últimos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad del país.

El grupo, también conocido por las siglas JRTN --Comando Supremo para la Yihad y la Liberación--, fue creado en 2006 basándose en la ideología naqshbandi --una de las cuatro principales órdenes sufíes del Islam-- con una mezcla de ideologías islamistas y panárabes. A pesar de ello, participó en enfrentamientos con las tropas estadounidenses desde el inicio de la invasión norteamericana al país en 2003.

Las palabras de Al Duri llegan en medio de las informaciones sobre la coordinación y colaboración del grupo Hombres del Ejército de la Orden Naqshbandia con el Estado Islámico, a pesar de que en sus orígenes tenía entre sus objetivos luchar contra la opresión de los sufíes por parte de Al Qaeda en Irak (AQI), de la que deriva el actual Estado Islámico.

Los grupos insurgentes vinculados con el partido Baaz --de corte laico-- han sido muy activos en la lucha contra las fuerzas de seguridad iraquíes desde la llegada al poder del chií Nuri al Maliki, al que acusan de llevar a cabo políticas sectarias y de aprovecharse del derrocamiento y ejecución de Hussein tras la invasión estadounidense.

Para leer más