Actualizado 05/10/2022 18:41

Von der Leyen planteará a los líderes de la UE limitar el precio a todas las importaciones de gas

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen - Christophe Licoppe/European Comm / DPA

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Pide más financiación para reducir la dependencia de combustibles fósiles de Moscú

BRUSELAS, 5 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, planteará a los líderes de la Unión Europea insta a intervenir el mercado europeo del gas y establecer un límite máximo al precio máximo de los contratos en el índice de referencia europeo, TTF (Title Transfer Facility) holandés y, en paralelo, aumentar los niveles de ahorro de consumo de gas a nivel comunitario a través de subastas de reducción de demanda.

"A la espera de la introducción de un índice de referencia complementario, deberíamos considerar un precio de limitación en el TTF de manera que continúe asegurando el suministro de gas a Europa", ha indicado la presidenta del Ejecutivo comunitario en una carta a los líderes de la UE de cara al Consejo Informal de Líderes en Praga.

En paralelo, la alemana ha indicado que "cuanto mayor sea la intervención pública en los precios del gas, más reducción de la demanda y solidaridad de suministro necesitamos", por lo que ha instado a "establecer obligaciones de ahorro de gas más exigentes" a través de subastas de reducción de la demanda de gas en toda la UE y acuerdos de solidaridad vinculantes entre países.

A tenor de lo cual, Bruselas trabajará de cerca con las autoridades para diseñar una posible medida para limitar el consumo que tenga en cuenta "las diferencias nacionales en el mercado de la energía", ha asegurado en su carta de Von der Leyen.

Además, el escrito de la alemana llama a "una intervención para limitar los precios en el mercado del gas natural" y argumenta que Europa paga un precio mucho más alto por el gas que otros países, especialmente en lo que se refiere al gas natural licuado (GNL).

Por otra parte, la presidenta de la Comisión Europea ha planteado poner en marcha un mecanismo similar a la 'excepción ibérica' de España y Portugal para limitar el precio del gas en el sistema de formación de precios del mercado eléctrico.

"Estamos listos para discutir un límite al precio del gas que se usa para generar electricidad. Este tope será el primer paso para una reforma estructural del mercado de la electricidad", ha señalado la jefa del Ejecutivo europeo en un discurso en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia.

Von der Leyen ha pedido estudiar también el precio del gas "más allá del mercado eléctrico" y se ha comprometido a trabajar con los Estados miembro en la reducción del precio de las importaciones de gas al mercado comunitario de cara a "limitar la volatilidad" y "el impacto de la manipulación rusa".

El planteamiento de la presidenta del Ejecutivo comunitario se alinea con el documento de trabajo presentado, la pasada semana, por Bruselas en el que ponía sobre la mesa medidas como poner un límite al precio del gas en la formación de precios de la electricidad, similar al 'mecanismo ibérico'.

La Comisión Europea también planteaba determinar un precio máximo para las importaciones de gas de Moscú, sea a través de gasoducto o en forma de Gas Natural Licuado (LNG), si bien 15 Estados miembros solicitaron la pasada semana que se aplicara a todas las compras de gas a la UE.

En su discurso, que llega a pocas horas de la reunión informal de líderes de la UE en Praga, Von der Leyen ha indicado que el limite al precio de las importaciones de gas "debe ser diseñado de forma apropiada para garantizar la seguridad de suministro".

La medida se articularía como una "solución temporal", ha indicado la alemana, para responder al hecho de que el índice de referencia del precio de gas en Europa, el TTF (Title Transfer Facility) holandés, "ya no es representativo de nuestro mercado, que incluye más gas natural licuado hoy".

Así, la presidenta del Ejecutivo comunitario ha indicado que Bruselas ya ha comenzado a trabajar en un índice de referencia alternativo al TTF holandés para "asegurar un mejor funcionamiento del mercado", una demanda que han planteado algunos Estados miembro en el Consejo de ministros de Energía del pasado viernes.

En este marco, Von der Leyen se ha comprometido a intensificar las negociaciones con los países proveedores de gas, como Noruega, "para amortiguar el precio que pagamos por las importaciones" aprovechando que la Unión Europea tiene "un considerable poder de mercado".

"Tenemos que evitar una situación en la que los Estados miembro vuelvan a competir entre sí en los mercados mundiales y aumenten los precios en Europa", ha agregado la alemana, que ha abogado además por ejecutar la reforma del mercado eléctrico en la UE.

MÁS FINANCIACIÓN PARA REPOWER EU

En su discurso, la conservadora alemana ha planteado dotar de financiación adicional al plan comunitario para reducir la dependencia de combustibles fósiles de Moscú y acelerar la transición hacia las energías verdes, el bautizado como RePower EU.

"Creo que deberíamos impulsar aún más RePowerEU con financiación adicional. De esta manera todos los estados europeos pueden acelerar las inversiones necesarias", ha afirmado Von der Leyen, que ha indicado que esto permitiría invertir en infraestructuras como gasoductos, interconexiones eléctricas eléctricas entre países o tecnologías renovables.

SABOTAJES DE NORDSTREAM

Sobre los sabotajes sufridos en los gasoductos Nord Stream 1 y 2 que llevan gas ruso a Europa a través del mar Báltico, la presidenta comunitaria ha hecho un llamamiento a reforzar las infraestructuras críticas europeas a través de "test de estrés" que Bruselas coordinará con los Veintisiete.

Aparte de en las infraestructuras energéticas, estos test deben realizarse en sectores de alto riesgo, como la infraestructura digital y eléctrica en alta mar, ha valorado Von der Leyen.

Igualmente ha propuesto aumentar la capacidad de respuesta de la UE ante emergencias de este tipo a través del Mecanismo de Protección Civil, proponiendo que se utilice también para ayudar a un Estado miembro ante alteraciones de infraestructuras críticas con el envío de petróleo, generadores o capacidad de refugio.

La conservadora alemana ha señalado además que la UE reforzará su cooperación con la OTAN y socios clave como Estados Unidos para garantizar la seguridad de estas infraestructuras.