Actualizado 13/03/2012 14:40 CET

La Yihad Islámica se compromete a respetar la tregua con Israel

Israel advierte de que si se retoman los disparos de cohetes volverá a actuar en Gaza

JERUSALÉN, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Yihad Islámica, uno de los grupos radicales palestinos responsables del lanzamiento de cohetes hacia Israel, ha prometido que respetará la tregua alcanzada con el Gobierno israelí gracias a la mediación de Egipto tras una escalada de la violencia en los últimos cuatro días que se ha saldado con 25 muertos en la Franja de Gaza, en su mayoría milicianos.

En declaraciones a la agencia palestina Maan, el dirigente de la Yihad Islámica Daoud Shihab ha explicado que el acuerdo se alcanzó tras varios encuentros y discusiones con Egipto y después de que el grupo reclamara que Israel pusiera fin al "asesinato" de sus líderes políticos.

Según Shibab, la Yihad Islámica está comprometida con la tregua siempre y cuando Israel mantenga sus compromisos. "No confiamos en Israel, pero confiamos en nuestro poder y si Israel no cumple, responderemos", ha prevenido. Asimismo, ha subrayado que la tregua es una victoria del grupo radical.

En la misma línea se han pronunciado las Brigadas Al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica. "El acuerdo de tregua se alcanzó como resultado de la legendaria firmeza de nuestro pueblo, nuestra acción inconfundible y nuestros benditos ataques", ha señalado un responsable del grupo armado a Quds Press.

"No fue fácil acceder a este entendimiento en estas circunstancias, pero la ocupación israelí cedió a nuestros términos y las condiciones de nuestra valiente resistencia para que haya una tregua recíproca y prometió cesar sus asesinatos contra las figuras nacionales de las facciones palestinas", ha añadido.

ISRAEL ADVIERTE

Desde el Gobierno israelí también se ha advertido de que si se vuelve a producir el lanzamiento de cohetes contra el sur de Israel, el Ejército hebreo no dudará el volver a llevar a cabo bombardeos como los de los últimos días en la Franja de Gaza, según informa la prensa local.

De hecho, el Ejército israelí ha informado a través de su cuenta en Twitter de que este martes se han lanzado seis cohetes contra el sur de Israel.

El ministro de Seguridad Interior, Isaac Aharonovich, ha explicado que "existe un entendimiento de que ellos dejan de disparar y nosotros dejamos de disparar".

"En el minuto en que dejen de hacerlo, nosotros no tendremos ningún interés en seguir" atacando Gaza pero "si es necesario otro asesinato selectivo como el del viernes pasado, lo llevaremos a cabo e iniciaremos otra ronda", ha advertido. El ministro se refería al ataque en el que el viernes pasado murió el líder de los Comités de Resistencia Popular y que desencadenó la escalada de este fin de semana.

En opinión del ministro, Israel debería haber respondido de forma más "intensa" a la última ola de ataques desde Gaza que han tenido a un millón de israelíes "viviendo en la incertidumbre" durante cuatro días. "Tenemos que aprender las lecciones para que la próxima vez la respuesta sea más dura y más dolorosa", ha subrayado.

Por su parte, el ministro de Defensa, Ehud Barak, que ha visitado hoy algunas de las localidades del sur del país que se han visto afectadas por los cohetes palestinos, ha señalado que la situación era "tranquila" y ha defendido que la actuación del Ejército israelí ha demostrado que se atacará "a cualquiera que intente actuar contra nosotros".

En este sentido, ha dejado claro que "Israel tendrá la libertad de actuar contra cualquiera que planee ataques contra nuestros ciudadanos y soldados" y ha defendido el éxito de la última operación, ya que durante los bombardeos Israel ha neutralizado a 20 milicianos palestinos.

El jefe del Ejército israelí, teniente general Benny Gantz, se había mostrado cauto esta mañana a la espera de ver cómo evolucionaba la situación y si "los lanzamientos realmente cesan". "La calma será respondida con calma y el fuego será respondido con fuego", ha asegurado.