Actualizado 07/12/2014 13:39 CET

Zarif asegura que "es posible" llegar a un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán antes del 24 de noviembre

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, ha asegurado este domingo que "es posible" llegar a un acuerdo antes del 24 de noviembre, cuando vence el plazo para zanjar de una vez por todas la polémica en torno al programa nuclear del país persa.

"Tenemos que encontrar una solución basada en el respeto mutuo y en la cooperación. Si Occidente está interesado en este tipo de solución, es posible llegar a un entendimiento antes del 24 de noviembre", ha dicho Zarif a la prensa a su llegada a Omán.

No obstante, ha insistido en la necesidad de derogar las sanciones impuestas por Occidente. "No tienen impacto sobre Irán y tampoco les benefician a ellos. Solo son un obstáculo", ha reiterado, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias IRNA.

Zarif ha viajado a Omán para reunirse allí con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y con la enviada especial de la Unión Europea, Catherine Ashton, en un nuevo intento por relanzar las negociaciones nucleares.

Las conversaciones a tres bandas ya han comenzado, de acuerdo con la prensa iraní, y se centrarán en la capacidad de Teherán para enriquecer uranio, la retirada de las medidas punitivas y la duración de un eventual acuerdo.

NEGOCIACIONES 'IN EXTREMIS'

Hace casi un año, el Grupo 5+1 --Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- e Irán lograron cerrar un acuerdo preliminar de seis meses de duración, por virtud del cual Teherán se comprometió a congelar parte de su programa nuclear a cambio del levantamiento de algunas sanciones.

Los siete interlocutores acordaron el pasado mes de julio darse cuatro meses más, hasta el 24 de noviembre, para tratar de llegar a un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, tras admitir ambas partes que persistían "diferencias significativas".

Los escollos se han centrado hasta ahora en cuestiones como el número de centrifugadores que podría mantener la República Islámica, que incluso ha desarrollado nuevos modelos, y el levantamiento de las sanciones, según fuentes diplomáticas.

El acuerdo definitivo contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio, la República Islámica debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.

Para leer más