El Cabildo de La Palma implementa un programa de fertilización orgánica para el fomento de la agricultura sostenible

Sector Agrícola
CEDIDA
Actualizado 04/03/2012 16:04:29 CET

SANTA CRUZ DE LA PALMA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo de La Palma, a través del Centro Internacional de Agricultura Biológica (CIAB), ha puesto en marcha un programa de fertilización orgánica para dar cobertura a agricultores del sector platanero y otros cultivos subtropicales.

En una nota de prensa, el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, César Marín, ha señalado que el objetivo de este programa es "fomentar un modelo agrícola más sostenible, independiente, diferenciado y que garantice una mayor rentabilidad de las producciones, así como motivar y demostrar la viabilidad del mismo al sector agrícola de la isla".

Los servicios prestados consisten en visitas periódicas a las explotaciones, asesorando en manejo y técnicas de cultivo, así como actividades de producción y asesoramiento para la elaboración de diferentes fertilizantes aprovechando residuos orgánicos locales de origen agrícola y ganadero. Los residuos orgánicos (subproductos) son transformados en fertilizantes líquidos y sólidos (productos) de calidad, aptos para uso agrícola.

En lo que se refiere al sector platanero, la capacidad de producción actual entre las instalaciones de los agricultores y las del Cabildo es de 190.000 litros mensuales, transformando en el proceso 85.000 litros de purines y 34.000 litros de sueros lácticos, doblando las cifras del mismo programa en menos de un año.

Un total de 70 agricultores plataneros propietarios de 190 fanegadas se están beneficiando directamente del programa, de las cuales 80 fanegas ya están inscritas en el Consejo Regulador de Agricultura Ecológica (CRAE).

Los agricultores han apreciado un ahorro en la adquisición de insumos entre los 2.600 y 3.200 euros por fanegada y año, siempre manteniendo o mejorando la calidad de las producciones, además de obtener un mejor precio por sus producciones.

"Estos datos son el aval de una inquietud de pasar de una agricultura tradicional a una agricultura más sostenible donde juega un papel importante la agricultura ecológica", resaltó César Marín, quien ha reseñado que en tres años se ha pasado de 5 fanegas inscritas en el CRAE a 80 fanegas.

Asimismo, el consejero ha indicado que este programa "demuestra la viabilidad de un modelo de agricultura y ganadería sostenible, menos dependiente del exterior y que mejora la rentabilidad de los agricultores, al mismo tiempo que permite una solución coherente a la gestión de los residuos orgánicos a nivel insular", por lo que anima a todo el sector agrario insular a integrarse en el mismo.