Actualizado 08/12/2014 15:36 CET

Patricia Hernández perseguirá a los bancos que mantengan cláusulas abusivas en las hipotecas

Patricia Hernández
Foto: CEDIDA

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La candidata socialista a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Patricia Hernández, se ha comprometido a perseguir y sancionar a aquellas entidades financieras que mantengan en sus contratos hipotecarios cláusulas abusivas si se convierte en presidenta del Ejecutivo.

   "Cuando sea presidenta no miraré para otro lado: crearemos las condiciones apropiadas y con la normativa de consumo en la mano sancionaremos a aquellas entidades que abusen de sus clientes en algo tan sensible y tan importante como las hipotecas", aseveró tras un encuentro con representantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca Joven Canaria celebrado esta semana en Las Palmas de Gran Canaria.

    En esta reunión pudo de conocer las dificultades por las que atraviesa un colectivo que, señaló, se considera "estafado por su Gobierno". "Son jóvenes que suscribieron sus hipotecas con ilusión, atraídos por unas ayudas que nunca les llegaron a pagar y por unas supuestas condiciones ventajosas que resulta que incluían un suelo del 2,75%", dijo la candidata.

   Patricia Hernández recordó que el crédito hipotecario es "un bien de primera necesidad porque supone la base para ejercitar el derecho a la vivienda" y adelantó que la recaudación derivada de las sanciones a las entidades que cometen abusos se destinará "en exclusiva a devolver el dinero indebidamente cobrado a los afectados, incluidos los jóvenes que accedieron a la hipoteca joven, que soñaron con tener un hogar y que ahora ven cómo la ayuda comprometida no llega y encima pagan de más".

"EL GOBIERNO NO PUEDE DESENTENDERSE"

   Asimismo, tachó de "irresponsabilidad" el no haber dotado de fondos suficientes las partidas de la Hipoteca Joven Canaria correspondientes al periodo entre los años 2009 y 2012, lo que ha provocado que estos beneficiarios estén pendientes todavía de recibir unas ayudas que van de los 3.000 a los 12.000 euros dependiendo del beneficiario y que suman alrededor de 17 millones de euros en su conjunto.

   "Nos comprometemos a que lo antes posible puedan cobrar, así como a revisar y sancionar las condiciones abusivas de sus contratos, pues en la práctica esta hipoteca, que debería ser variable, pasa a ser fija cuando el tipo de interés baja del suelo", añadió Hernández. A su juicio, el Gobierno de Canarias "no puede lavarse las manos y desentenderse de este asunto. Agilizaremos el pago de lo que se les debe por parte del Gobierno de Canarias y, con la misma firmeza, recurriremos a la normativa de consumo para que no haya condiciones abusivas que queden sin sancionar", concluyó.