Publicado 20/04/2022 15:48

Quevedo (NC) exige al Gobierno de España que "asuma" la preocupación de Canarias ante los "últimos movimientos de Rabat"

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, a su llegada a una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados
El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, a su llegada a una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados - Isabel Infantes - Europa Press

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Nueva Canarias (NC) en el Congreso, Pedro Quevedo, ha exigido este miércoles al Gobierno del España que "asuma" la preocupación de Canarias "ante los últimos movimientos de Rabat".

Así lo ha indicado en un comunicado en el que subrayó que las relaciones de buena vecindad deben incluir los asuntos que pueden generar dificultades para el modelo económico y el futuro del archipiélago.

Por ello, el nacionalista reclamó tener acceso a toda la información para valorar los riesgos y las prevenciones a tomar, en el que caso de que se den las mismas.

Sobre los asuntos de interés para Canarias como las aguas territoriales y las prospecciones petrolíferas frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura, el diputado apuntó que "son todo cuestiones abiertas".

"Lo mínimo que puede pedirse --demandó-- conocer a fondo" las pretensiones del reino aluita y España, cuáles son los riesgos asociados y potenciales que puede haber de las actividades desarrolladas por Marruecos y qué es lo que hará la Administración de Sánchez para defender la posición del Archipiélago".

Por ello, entendió que la posición española tiene que asumir la preocupación de Canarias y ser "informados con claridad" para valorar los riesgos y prevenciones, en el caso de que sean necesarias.

Finalmente, Quevedo criticó que se conozcan a través de los medios de comunicación los movimientos y afanes territoriales de Rabat y la existencia, antes de final de año, de la aplazada Reunión de Alto Nivel (ARN), prevista inicialmente para diciembre de 2020.

"Estamos viendo, después de reiniciarse las relaciones entre ambos países y la claudicación del Ejecutivo de Sánchez de los derechos del pueblo saharaui a pesar del rechazo de la práctica unanimidad del Congreso de los Diputados y de la sociedad canaria, unos movimientos unilaterales que nos reafirman en la opinión de que el chantaje no se resuelve pagando", concluyó.

Más información