Actualizado 29/01/2010 18:03

Los trabajos en la Necrópolis de Maspalomas (Gran Canaria) permiten evaluar unos 40 cuerpos de aborígenes

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los trabajos arqueológicos realizados en la Necrópolis de Maspalomas en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) han permitido evaluar unos cuarenta cuerpos de aborígenes, y, por tanto, conocer múltiples detalles en torno a los hábitos de vida, enfermedades, alimentación, etcétera de los antiguos canarios de esta zona de la isla.

Así lo explicaron los arqueólogos directores del equipo de investigación, Valentín Barroso y Consuelo Marrero, al presidente canario, Paulino Rivero, durante una visita al complejo donde se desarrolla la investigación para conocer los detalles más relevantes del estudio realizado hasta ahora que, según indicaron, se encuentra muy avanzado.

Rivero, acompañado de la consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, Milagros Luis Brito, visitó la nave donde se encuentran los restos arqueológicos hallados en la Necrópolis de Maspalomas, a fin de conocer sobre el terreno la intervención arqueológica y la investigación que se lleva a cabo desde el pasado mes de octubre en estos depósitos, según informó el Ejecutivo autonómico.

DEPÓSITOS FUNERARIOS

Los arqueólogos manifestaron que por el momento se ha logrado sacar a la luz 40 cuerpos de los bloques de tierra que se extrajeron en su momento. El objetivo de la investigación, que se ha iniciado a raíz de un convenio suscrito por el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de esta localidad, es la excavación sistemática de todos los depósitos funerarios que se conservan en la nave situada en Lomo Gordo. Los trabajos dieron comienzo el pasado mes de octubre y se prolongarán por un espacio de dos años.

El estudio contempla la documentación de los bloques donde se encuentran los depósitos funerarios. Según explicaron los expertos, esta excavación permite establecer con precisión las pautas que rigen la organización de esta gran necrópolis y su evolución en el tiempo.

En este sentido, se trabaja en tres líneas fundamentales: la información de tipo bioantropológico; la obtención de muestras para proceder a la datación de los restos con la finalidad de ampliar el encuadre cronológico de uso de la necrópolis: y en el análisis cultural de los tipos sepulcrales como forma de expresión ideológica de los antiguos canarios.

La visita del jefe del Ejecutivo regional contó también con la asistencia de la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, María del Pino Torres, y de la directora general de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, María Aranzazu Gutiérrez.