Adjudicado la gestión del Punto de Encuentro Familiar de Logroño y Calahorra por 194.600 euros

Rueda de prensa del Consejo
EUROPA PRESS
Publicado 16/05/2014 13:46:05CET

LOGROÑO, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Presidencia y Justicia ha adjudicado por un año a la Asociación para la Protección del Menor en los Procesos de Separación de sus Progenitores (APROME) el servicio de gestión del Punto de Encuentro Familiar de La Rioja por un presupuesto de 194.600 euros, lo que supone una reducción del 12 por ciento respecto al gasto inicial autorizado.

APROME es una organización sin ánimo de lucro, de carácter social y ámbito nacional, que está especializada en el ámbito familiar y se dedica a la gestión de diversas categorías de centros de intervención social dependientes de organismos públicos, entre otros. Dicha entidad gestiona el Punto de Encuentro de Logroño desde el año 2002 y el de Calahorra desde 2002. Estos centros atienden a todos los usuarios que son derivados por las demarcaciones judiciales de Logroño, Haro y Calahorra.

El servicio de Punto de Encuentro Familiar es un lugar neutral, imparcial y de carácter subsidiario que hace posible el cumplimiento del derecho fundamental del menor a mantener la relación con sus familiares. Desde que comenzó su andadura hasta abril de 2014 se ha atendido en este servicio a 2.174 usuarios directos, con los que se han realizado 60.544 intervenciones (intercambios, visitas tuteladas y acompañamientos). En abril de 2014 hay un total de 148 expedientes activos que afectan a 206 menores. Además, en el primer cuatrimestre de este año se han realizado un total de 3.313 encuentros: visitas tuteladas (446); intercambios (2.710); acompañamientos (19); entrevistas realizadas (386) y encuentros alcanzados con la mediación (63).

En este lugar neutral se realizan las visitas tuteladas o entregadas y recogidas del menor con su progenitor/a no custodio con el fin de que las desavenencias o incumplimientos en el régimen de visitas no perjudiquen el desarrollo físico o emotivo del menor. En la actualidad, los Puntos de Encuentro Familiar se han consolidado como un servicio de intervención imprescindible para la ejecución de sentencias.