La DGT inicia este lunes la campaña de intensificación de la vigilancia y control de la velocidad

Actualizado 06/07/2015 20:04:09 CET
Carreteras, tráfico
EUROPA PRESS

La campaña se desarrollará en todas las vías, pero se concentrarán en carreteras secundarias en los que exista mayor siniestralidad por exceso de velocidad

LOGROÑO, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Tráfico comienza este lunes, 18 de agosto, una campaña de intensificación de la vigilancia y control de la velocidad. El objetivo es concienciar sobre la peligrosidad del exceso de velocidad en la conducción, así como ejercer una labor preventiva con presencia de patrullas, a la vez que se vigilan y controlan los excesos de velocidad mediante radares fijos, estáticos y móviles.

Se trata de conseguir que la velocidad sea considerada socialmente incompatible con la seguridad vial a semejanza del alcohol o no utilizar el cinturón o el casco.

La DGT ha tomado la decisión de realizar esta campaña (la décimo séptima llevada a cabo desde 2005) ante la incidencia negativa que tiene la velocidad excesiva, ocasionando gran número de accidentes mortales, que hace necesario seguir incrementando los esfuerzos en el control y la vigilancia de la misma.

En el primer semestre de 2014, de los 114 accidentes con víctimas ocurridos en vías interurbanas en La Rioja, la velocidad aparece como causa directa o concurrente en 17 ocasiones (un 15 por ciento).

En 2013, se produjeron 286 accidentes con víctimas en vías interurbanas y en 51, un 17,8 por ciento, la causa fue sobrepasar la velocidad establecida o conducir a una velocidad inadecuada para las condiciones existentes.

En 2- cerca del 17 por ciento- de los 12 accidentes con víctimas mortales ocurridos en 2013 ha estado presente la velocidad, como la causa directa o concurrente de los accidentes mortales.

En las zonas urbanas, la velocidad es igualmente determinante por cuanto aumenta considerablemente el riesgo de muerte de un peatón tras ser atropellado.

CORRECCIÓN ADMINISTRATIVA Y PENAL

El incumplimiento de los límites de velocidad está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 100 a 600 euros y la retirada entre 2 y 6 puntos.

Superar en 60 kilómetros por hora en vía urbana, o en 80 kilómetros por hora en vía interurbana la velocidad permitida reglamentariamente, será castigado con pena de prisión de tres a seis meses o a la pena de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y en todo caso, a la privación del derecho a conducir por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Para leer más