La Feria de Antigüedades de Munilla se celebra este fin de semana con la participación de 40 expositores de cinco países

Publicado 04/07/2015 10:33:18CET

LOGROÑO, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

La sexta Feria Internacional de Antigüedades de Munilla se desarrollará este fin de semana y contará con destacados anticuarios: ocho de Francia, dos de Inglaterra, uno de Alemania, otro de Italia y el resto, hasta un número que supera los 40, procedentes de 14 provincias españolas: Navarra, Vizcaya, Álava, Guipúzcoa, Madrid, Barcelona, Lérida, Burgos, Palencia, Zaragoza, Cuenca, Castellón, Alicante y La Rioja.

La importancia de la Feria Internacional de Antigüedades de Munilla ha ido creciendo en cada edición y ahora se caracteriza por el alto número de expositores extranjeros, su prestigio y la calidad de las piezas a la venta.

Este año hay diversas novedades, que hacen más interesante la visita, según sus promotores. En la Feria se expondrá una enorme variedad de objetos con una antigüedad superior a cincuenta años, a excepción de los artículos 'vintage' y 'Shabby chic' de las décadas 60 y 70.

Así, tendremos mobiliario de estilo suntuario y rústico (comedores, alacenas, cómodas, sillerías, mesillas...), objetos etnográficos, otros de pequeño tamaño como monedas, billetes, sellos o bisutería, cuberterías, herrajes, cerámica, puntillas, alfombras, esculturas, relojes -de sobremesa, de pared, de colección- ; vestidos de muñeca, juguetes, artículos de papel (revistas, carteles, postales, libros...) cristales y joyas, además de un abundante surtido de material de coleccionismo; en suma, una amplia selección de antigüedades de los más diversos tipos y para todos los bolsillos. Encontraremos piezas desde un euro hasta varios miles.

Los puestos, que ocupan unos 3.000 metros cuadrados, se distribuyen en varios espacios a lo largo del pueblo: dos pabellones industriales de comienzos del siglo XX y en la plaza del Aydillo y proximidades.

Esta Feria de Antigüedades de Munilla pretende, además de difundir la localidad, acercar la etnografía y el arte popular, y enseñar los modos de vida tradicionales, recuperando las tradiciones riojanas desde la conservación y exhibición de los objetos antiguos. También persigue la recuperación del antiguo mercado de Munilla e impulsar la actividad económica del intercambio de la antigüedad y los objetos etnográficos.

La Feria de Antigüedades de Munilla nació en el año 2010 con vocación de permanencia, con el fin de complementar a otras actividades que se realizan en la localidad, y en el Alto Cidacos, como las Jornadas del Queso, Festival de Jazz de Munilla 'Munijazz' que este año celebrará su edición número doce, entre otras.