Fundación Cáritas Chavicar logra que 96 jóvenes encuentren empleo en los dos últimos años

Publicado 14/12/2015 9:37:28CET

   LOGROÑO, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   En enero de 2014, Fundación Cáritas Chavicar puso en marcha el Servicio de Orientación Sociolaboral para Jóvenes. Desde entonces y hasta su finalización el pasado 30 noviembre de 2015, en él fueron atendidos 835 jóvenes.

   En sus casi dos años de duración, el programa, que contaba con el apoyo económico de Bankia y del Programa Operativo del Fondo Social Europeo a través de Cáritas Española, permitió que 119 jóvenes participaran en diferentes acciones formativas, gestionó 565 currículos y logró que 96 participantes accedieran a un empleo.

   Con esta iniciativa, Fundación Cáritas Chavicar ha respondido a las necesidades de un colectivo que cada vez acudía en mayor número a sus servicios de orientación sociolaboral y cuyas necesidades para acceder a un puesto de trabajo requerían unas atenciones específicas. Por ello, la entidad puso a disposición de estos jóvenes un servicio pionero, distinguido por la calidad y el trato cercano y personal, al que las cifras cosechadas en 2014 y, especialmente en 2015, avalan.

   En este segundo año, el servicio se ha superado en datos cuantitativos y cualitativos: 655 personas atendidas, más de 2.000 seguimientos, 64 participantes en acciones formativas, 410 derivaciones a ofertas y un 8,40 por ciento de tasa de colocación (55 jóvenes encontraron un empleo).

PERFIL DE LOS PARTICIPANTES EN 2015

   De los 655 jóvenes atendidos en 2015, un 67 por ciento eran de continuidad, es decir, jóvenes que comenzaron su atención en 2014. Por sexo, el 53 por ciento eran mujeres (348) y el 47 por ciento, hombres (307). Por nacionalidad, un 57 por ciento eran españoles (374) y un 43 por ciento, extranjeros (281). Por rango de edad, el 1,40 por ciento tenían entre 18 y 20 años; el 25,20 por ciento entre 21 y 24 años; el 43,40 por ciento, entre 25 y 29 años; y el 30 por ciento, entre 30 y 35 años.

   Por cualificación formativa, un 34 por ciento contaba con estudios primarios; un 37 por ciento, con estudios secundarios; un 19 por ciento, con estudios de ciclos formativos; y un 10 por ciento, con estudios universitarios.

LÍNEAS DE ACTUACIÓN

   Desde el inicio del programa, Fundación Cáritas Chavicar planteó dos líneas de actuación muy específicas. Por un lado, la orientación y mediación laboral. El personal acompañaba y realizaba un seguimiento individualizado de cada joven, derivándole a las ofertas de empleo más acordes a su perfil.

   Por otro lado, observado el "desánimo" existente entre los participantes por el panorama laboral, la entidad desarrolló un taller formativo de habilidades sociales bajo los parámetros de la resiliencia. Es decir, los profesionales trabajaban con los jóvenes aquellos elementos personales y psicológicos que obstaculizaban o dificultaban la búsqueda de empleo.

Para leer más